miércoles, 14 de julio de 2021

LA OUIJA

Esta semana nos convoca DOROTEA en su blog LAZOS Y RAICES, y nos demanda que 

LE EXPLIQUEMOS "LO INEXPLICABLE". Pudiera parecer que esta complicado el asunto, 

pero vereis cómo los participantes lo consiguen con pasmosa facilidad. No teneis mas que echar un vistazo  AQUI

 

 

          ―¡Se ha movido!

          ―¡Una polla “se ha movido”! Lo has movido tú.

          ―Sí. Yo. ¿Y cómo lo he atraído hacia mí?

          ―¡Callaros, coño! Vais a espantar a los espíritus.

          ―Pero ¿qué espíritus? Si no hemos convocado a nadie.

          ―Jo, tío. Tú sigue durmiendo. ¿Cómo que no hemos convocado a nadie?

          ―Que yo no lo he movido, te digo. Se ha movido solo.

          ―¿A quién hemos convocado?

          ―¡A Bruce Lee, joder!

          En ese mismísimo instante, la cama del mueble nido, con tres de mis amigos que estaban sentados sobre ella, se hundió. El artista marcial lanzó una de sus poderosas patadas, y con, o sin, la ayuda de la gravedad, partió la cama por la mitad.

          ―¡¡Aagghh! ―gritamos todos de acuerdo, por primera vez, desde hacía mucho tiempo.

          Los que ocupábamos una silla, saltamos de ella, disparados hacia la puerta. Los de la cama, lo hicieron una fracción de segundo después. El más canijo llegó el primero; los demás nos agolpamos detrás de él, de modo que le impedíamos abrir la puerta. El famoso maestro marcial, sin duda molesto por tan poco seria convocatoria espiritual, comenzó a repartir hostias. Yo no lo vi, pero me cayeron unas cuantas. Alguien ―todavía hoy, no sé sabe quién― apoyó su mano en el interruptor de la luz, intentando escalar por encima de los demás. La oscuridad se hizo.

          ―¡¡Aagghh!! ―otra vez de acuerdo, por segunda vez en poco tiempo.

          El sorprendente, y nunca bien ponderado, poder de la adrenalina se manifestó en el cuerpo del canijo, que consiguió abrir la puerta, echándonos a todos hacia atrás ―incluido Bruce Lee―. Echamos a correr por el primer tramo del pasillo, hacía la calle.

          ―¡¡Manolitoooo!! ―La desaprovechada voz de soprano de la madre de mi amigo, resonó por todo el edificio.

          ―¡Corred, que viene! ―Todos obedecimos, sin saber a ciencia cierta a quien se refería mi amigo.

          Un proyectil en forma de zueco se clavó en la puerta hueca que había en la esquina del pasillo, que daba paso al segundo tramo. El nombre de mi amigo volvió a resonar, justo cuando el canijo, que había sacado cierta ventaja, abrió la puerta, salió, y se lanzó escaleras abajo. Todos le seguimos. Una vez alcanzamos el exterior, apretamos a correr calle arriba ―no sé sabe porque en esa dirección― todos juntos ―tampoco se sabe el porqué―.

          ―¿Viene? ―preguntó el canijo, aprovechándose de que iba el primero. Nadie contestó, necesitados como estábamos del oxígeno para las piernas. Finalmente, yo, que me había quedado el último, respondí por si acaso, sin mirar para atrás:

          ―¡¡Sí!!

          Trescientos metros más arriba, nuestros pulmones ya lo habían dado todo. Nos giramos y Bruce Lee ya no venía. No sabemos si volvió al más allá, o cayó presa de la madre de Manolito. Nunca preguntamos.

          Lo inexplicable de esta historia, es cómo mis amigos y yo, nos pusimos tantas veces de acuerdo.

 

 

 

44 comentarios:

  1. ¡Hola! buenas tardes, vengo del blog de la anfitriona y ya he leído los relatos de las amigas Campi, y Albada.
    Te felicito amigo, un buenísimo relato y que además me he reído suficiente como para ser miércoles. En estos tiempos que corren reír es ya todo un privilegio. Enhorabuena 👏🏻👏🏻👏🏻 por tu relato.
    Saludos cordiales amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reír es obligado. Hay que ir bajando el nivel de exigencia, a veces. Es como dormir. Si a uno no le dan motivos, se los tiene que construir uno mismo.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Abrazoo

      Eliminar
  2. ajajjajajja, me rio por el final eres tremendo ajjajaja. Pero ojo en serio la OUIJA tiene sus riesgos y no hay que tomárselo a broma, hay cosas que es mejor no tocarlas dejarlas donde deben estar. Un besote y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es de las pocas cosas que escribo que no es ficción. Pero fue cuando tenía 15 años. Ya puedes ver en la actualidad, que a esa edad no se tienen muy en cuenta los riesgos. Bueno, entonces no nos reímos tanto...
      Me alegro de que te haya gustado
      Besosss Campii

      Eliminar
  3. Hola Gabiliante! Un gran relato!!! Ya me ire a leer a otros compañeros..Me impacto el final y creo que daba mas miedo la madre de Manolito que el origen del mal...jajajajja No sabria cual elegir si tuviese que correr de alguno!!! Adhiero a los comentarios que veo.. por un lado....reir en estos tiempos es IMPAGABLE...y por el otro.. hay cosas "del más allá" que mejor dejarlas ...ahi...quietecitas..jajaja Besossss y gran dia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto fue real. Bueno un poco novelado, era cuando empezaba a estar de moda la ouija, y no se tenían muy en cuenta los riesgos (creo que ni se sabia que lo había>
      Besoss Eli

      Eliminar
  4. Que poca imaginación tuvieron, yo habría convocado a una rubia de esas famosas.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La siguiente era Marylin, pero no dio tiempo. Era la epoca en que desaparecieron.
      Saludoss

      Eliminar
  5. jajajaja muy divertido! realmente me has hecho reir imaginándolos corriendo en manada, espantados y sin guía! jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora también me río, pero entonces no tanto. Siempre es grato divertir.
      Besosss Monica

      Eliminar
  6. Muy bueno y disparatado, ese zueco volador es de premio :-)

    Por los espíritus, aunque el de Bruce Lee no sé yo si es mejor no invocarle :-). Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relato está basado en hechos reales, aunque el episodio del zueco está transportada de otra anécdota que no presencié
      Besosss amiga

      Eliminar
  7. jajajajajjaja muy divertido y gráfico. Creo que es natural algolparse cuando más miedo se tiene por eso de que la unión hace la fuerza y ese sentido gregario de los seres humanos, La Ouija es peligrosa, parece algo inofensivo, pero se abren puertas a otras dimensiones al convocar fuerzas que no se conoce como se van a manifestar.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno. Entonces no sé tomaban tantas precauciones. Me alegro de haberte divertido.
      Besosss Myriam

      Eliminar
  8. No puede faltar en todo juego con la ouija: los presentes culpándose unos a otros de haberla movido o de estar fingiendo para espantar a otros. Clásico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja sí. Clásico. Clasicidad intercontinental
      Abrazo alexander

      Eliminar
  9. Creo que Bruce incluido corrió a ponerse a salvo de la madre de Manolo. Una madre con un zueco da mucho miedo.
    Un placer leerte
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miedo es libre, como dicen. Y más libre cuanto más corre.
      Abrazo charly

      Eliminar
  10. Desde luego, ¡qué buena idea! Llevaste el tema de miedo hacia una reunión entre amigos que no paran de insultarse y discutir hasta que el mismísimo Bruce Lee rompe el sofá de una patata... Muy buen relato con su moraleja de llevarse bien ante el peligro compartido. Gracias por participar y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insultos y discusiones cordiales. No sé si ver cuál corre más es muy solidario , pero lo cierto es que lo hicieron juntos.
      Besoss Dorotea

      Eliminar
  11. El tablero OUIJA (ya desde tiempos de El Exorcista) me ha dado no pocas sorpresas e interrogantes, amigo. Será que el condicionamiento hace el resto?...

    Abrazo, Gabiliante, me divertiste una vez más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el condicionamiento hace mucho. El misterio es "cuanto". "Mucho es tan impreciso...
      Abrazooo

      Eliminar
  12. Un relato con mucho humor y es que el miedo y los zapatos voladores de antes tenían un efecto total.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedo sobre miedo explicado mediante humor. El humor lo da el tiempo.
      Saludoss

      Eliminar
  13. Que manera tan buena de hacer divertido un relato sobre espíritus. Me gustó mucho. Yo sí creo que el pobre Bruce cayó en manos de la madre de Manolito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayelen , que bien saber de ti. He pasado prtu blog alguna vez, pero veía que no escribías. Pensaba que te habías retirado. Me alegro de haberte divertido.
      Saludos, besos y gracias por pasarte.

      Eliminar
  14. Me has hecho sonreir
    Pa lante siempre compañero

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. es cikerto cuando uno sonrie se le ven la arrugas de los ojos jajaja abrazos

      Eliminar
  16. Esperemos que con el berrinche a la madre de Manolito no se le haya quedado pegado el espíritu del karateca porque de ser así la próxima no creo que le falle el zueco. Supergracioso tu relato, me has catapultado a la infancia. Un abrazo, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Jaja. Gracias.
    Me alegro de haberte catapultado (espero que la caída haya sido placentera.
    Besoss esther

    ResponderEliminar
  18. Recordé Retroceder nunca, rendirse jamás. Película en que al protagonista se le aparece Bruce Lee, para entrenarlo.
    Tiene sentido que el artista haya reaccionado de esa forma. Seguramente no habría elegido ser convocado por esos personajes, sino por alguna artista marcial como Cynthia Rothrock.
    Bien contado. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas que hay una peli de argumento similar. Tengo dudas de que Bruce Lee estuviera por allí.
      Gracias Demi ysaludoss y abrazosss

      Eliminar
  19. Si hubieran invocado a Teresa de Calcuta la cosa habría ido mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si, pero habría sido más aburrido
      Gracias Toro, saludosss

      Eliminar
  20. Divertida entrada, se te agradece con la que está cayendo.

    Disculpa el retraso, estoy de vacaciones y aparezco cuando puedo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayas divertido
      Lo primero es lo primero y las vacaciones son los primerisisimo
      Besosss, Franconetti

      Eliminar
  21. Jajaja Muy bueno y muy divertido. Felicidades 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
  22. Gracias... Me alegro de que hayas pasado un. Buen ratito.
    Besosss Galilea

    ResponderEliminar
  23. desde aquello que la letra con sangre entra, las madres ( algunas) se han convertido en promesa firme de medalla de oro en lanzamiento de zuecos, zapatos y cualquier otro objeto inverosímil. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lastima que ya no esté. Estaba hablando con su hijo ahora por wadapy se lo hubiera sugerido.
      Saludos Rodolfo. Queda pendiente que metas en algún relato como es estar dos semanas incomunicado sIn móvil 😜

      Eliminar
  24. Extraordinario el hecho, sí es.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. A si me lo pareció, por estilo recuerdo, está adornado de humor , y como esen primera persona, teñido de sensaciones subjetivas .
    Abrazo Alfred

    ResponderEliminar
  26. Usé mi vieja ouija para convocar a bruce lee, y se me apareció la madre de manolito. Jajajaaj esa sí q da miedo. Jajaja

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares