miércoles, 28 de julio de 2021

MAMÁ CONVERSA

 Esta semana nos convoca MAG, para nuestro querido relato juevero.

Vuelve tras una breve ausencia con un tema tan complicado como apasionanate:

EL OTRO YO. Puede ser una persona con una doble vida, o un vida con dos personas (¿veis como era complicado?). 

Podeis encontrar el resto de participaciones AQUI


 

          ―Mamá, ¿por qué me has apuntado a las colonias con las niñas más pequeñas?

          ―Siempre te estas quejando, cariño. Los pequeños salen hoy; los mayores no salen hasta pasado mañana. Tienes dos días más. Además, si no te gusta estar con las pequeñas, cuando lleguen las grandes, te juntas con ellas, y ya está. Y si no estás a gusto, me llamas y te voy a buscar; no hay problema. Y date prisa que llegamos tarde.

          ―Bueeeno, vale ―contestó la mayor de las dos hermanas.

          ―Coge el carro de tu hermanita y llévalo a la puerta. No lo menees mucho que está dormida y no quiero que se despierte.

          ―No sé para que la llevamos, si además solo… ¿Para qué coges el paraguas? Si hace sol…

          ―¡Ooohh! ¡Por Dios! ¡Que niña más preguntona! ―exclamó mirando al cielo, suplicando un poquito de paciencia―. Coge el carrito, que vamos tarde.

          Iban caminando hacia la parada de autocares, ya que vivían muy cerca del colegio.

          ―Cariño, ¿quieres un helado? ―preguntó mamá al pasar junto a un puesto de helados ambulante que nunca antes se había instalado allí.

          ―Siii. De fresa y nata. Un cucurucho de tres bolas.

          La madre lo pidió al vendedor. Este señaló con la mirada algo en el interior del diminuto puesto ambulante.

          ―Los de fresa y nata están por este otro lado. Ven por aquí ―dijo cariñosamente el vendedor, atrayendo a la niña a la otra ventana. La madre metió la mano por encima del mostrador, donde el vendedor le había señalado, rebuscó disimuladamente, y sacó otro paraguas exactamente igual que el que traía de casa. Puso en su lugar el que ella llevaba.

          ―Venga, cariño que no llegamos.

          ―Y ¿para qué hemos parado a por un helado si vamos tan tarde?

          ―¡Oohh, Virgen Santísima!¡Qué niña más preguntona! ―volvió a exclamar pidiendo ayuda al cielo―. No sé qué voy a hacer contigo cuando seas un poco mayor. Mira, ya está ahí el autocar. ―Se paró un momento como buscando entre la multitud de padres. Luego dio un rodeo, para pasar por detrás de unos árboles―. Ven por aquí.

          ―Pero ¿para qué damos tanta vuelta?

          ―Oooohhh ―volvió a mirar al cielo―. Pasa por ahí, por al lado de esa señora de azul que está despidiendo a su hijo. ¿Tú conoces a ese niño?

          ―Nooo. Es demasiado pequeño.

          ―Aah. Pasa por ahí. Llevas todo, ¿verdad?

          La madre colocó el carrito justo detrás de la señora de azul, que ya había dejado ir a su retoño. Sujetó el paraguas al carrito, situando la punta a escasos milímetros de la pierna de la señora. Cuando esta se hubo despedido, se echó atrás para darse la vuelta, y se pinchó con la punta del paraguas, desplazando el carrito, que la madre soltó expresamente en ese mismo instante.

          El bebé se despertó y empezó a llorar escandalosamente. La señora de azul notó un pequeño pinchazo en la pierna, que no podía competir en importancia con el clamoroso llanto de la niña.

          ―Perdone, señora. No la había visto.

          ―No pasa nada ―mintió la madre, mientras miraba como se alejaba la señora de azul, rascándose la pantorrilla.

          “Tercer científico negacionista asesinado por el método del paraguas búlgaro”, tituló el periódico del día siguiente.

 

62 comentarios:

  1. ajajajjajajaaj, pero que buenos diálogos nos dejas siempre, vaya historia que te has montado pero bien llevada hasta el final, algo me mosqueo con el trueque del paragüas pero pensé maliciosamente en otra cosa "drogas, pero vamos que el final ha estado de chapo ..Un besazo Gaby. Feliz tarde...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer divertir y entretener a alguien que lee con tanto interés y cariño cómo tu. G
      Gracias y muchos besosss, Campi

      Eliminar
  2. Una divertida forma de ver las cosas. Singular Blog. Enhorabuena por mantenerlo vivo.
    Saludos de miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrique, Singular suena bien y mantenerlo no es muy costoso.
      Saludosss

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Ponerse medias de hierro, pero es un poco engorroso. Y sin contar con la calor...
      Saludoss Erik

      Eliminar
  4. Lamentablemente es cada vez más factible, y reíte de la burundanga o de los "servicios" que te inyectan al pasar como en la miniserie Rubicón, en cualquier momento cualquier discusión entre vecinos o pelea de tránsito se va a zanjar con los protagonistas "ajusticiándose" entre sí... Paren este mundo que me quiero bajar y solo (prefiero) en el último asteroide me voy a quedar...

    Abrazo gigante rima con Gabiliante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ambiente familiar está vagamente inspirado en los espías rusos de "the americans", pero desconocía que el método fuera tan popular.
      ABrazooo,poeta

      Eliminar
  5. Original, muy original y además gracioso tu relato. Me ha encantado.
    Vaya con la madre, toda una autentica conspiradora junto al vendedor de helados.
    Hacia el control total.
    Abrazos, Gabiliante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La madre es parte de un equipo. Del equipo concreto es uno cómo podía ser el otro (afirmaciónista creo que ,de momento, no existe). Pero tanto en un caso como el otro , el objetivo es el control.
      Gracias y abrazooo

      Eliminar
  6. Rebuscadillo sí que es. ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. ¿SE PUEDE PEDIR EL PARAGUAS POR AMAZON?
    HOY HE LEIDO QUE HAY UNA ASOCIACIÓN DE 8000 TIOS DICIENDO QUE LA TIERRA ES PLANA. TAMBIÉN ES VERDAD QUE EN ESPAÑA HAY MÁS DE 8000 MUNICIPIOS, A UN TONTO DEL PUEBLO POR CADA UNO, INCLUSO ME ATEVO A DECIR QUE HA DOS MINIMO LLEGAN PARA OTROS NEGACIONISTAS.
    UN PLACER LEERTE
    SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he mirado en Amazon, pero en Google sale a la primera, un esquema del paraguas, con su gatillo, su válvula y su depósito de ricina, que no parece tecnología de la NASA. Otra cosa será conseguir la ricina y alguien con quien practicar😜.
      Abrazo y gracias Charly

      Eliminar
  8. Vaya con la segunda personalidad de esa madre! ajaja. muy original tu relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La segunda es la oculta (más o menos , por definición, pero por convicción, pueden invertirse las posiciones. Hay gente pa to.
    Besoss, monica

    ResponderEliminar
  10. ¿Una madre con licencia para matar? ¿Y con la ayuda de un proveedor de gadgets letales, disfrazado de heladero? Que bien contado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen los años de la güera fría. No se me ocurrió lo de licencia para matar, pero cuadra perfecto.
      Gracias Demi,Abrazooo

      Eliminar
  11. que astuta la señora matanegacionistas. utilizar a su hija como distracción a su "araña". Quien sabe cuantas mamas con paraguas hay sueltas por el mundo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Mientras no te pique la pierna, tranquilo. Pero no te fíes ni de las vacunas ni de los del otro bando. Me han dicho que hay también mamàs mataafirmacionistas.
    Abrazooo

    ResponderEliminar
  13. Magnifico. Es claro que ser un espia o agente secreto requiere llevar una vida "normal" que no sea muy llamativa y desde esa discresion se opera para cambiar el tablero de ajedrez mundial (sabiendo que los bulgaros gustan como los moscovitas jugar dicho juego).

    Y ese metodo del paraguas.... claro que si, no solo este metodo sino miles de otros estaban a la disposicion de estos espias que eran expertos en matar y en morir tambien.

    A veces hasta le servian a la victima un te con Polonio.....

    Por Dios....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si,suena como algo antiguo, pero lo del paraguas lo han usado recientemente (supuestamente, claro).
      Lo del polonio también has ido hace relativamente poco.
      Han muerto los bloques, pero no los métodos
      Saludoss, Jose

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Me tenías toda seria y reconcentrada leyendo tu texto. Pintas toda la escena con mucha espontaneidad, la suspicacia de la niña se hace el centro de la narración. A mí me ha encandilado...
    Qué agradable ha sido leerte, ¡y qué perfecta trama! Te aplaudo.

    Bessoosss

    ResponderEliminar
  16. La niña superará a la madre. Sólo es una niña, cuando sea adolescente y dediqué todo su potencial a la causa,verás...
    Gracias y besosss, maite

    ResponderEliminar
  17. Gabiliante, jajaja...Muy pero que muy bueno. Me preguntaba en donde estaba la gracia del texto ( no por ello divino), hasta que me di de bruces con el final.

    Te aplaudo con sonidos de trompetas triunfales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que estar siempre preparado para el final. A veces veo de reojo, mientras leo, que estoy llegando al final y aún no ha pasado nada destacable, y aceleró la lectura, casi saltando palabras, hasta que llega el darse de bruces, a veces.
      Saludos y graciasd

      Eliminar
  18. Qué original tu relato, imaginación nunca te falta, amigo. Vaya con la madre. Y qué buen final.

    Un placer leerte.

    Besosssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los finales sorprenden más,cuanto más tajantes son, aunque no sean demasiado buenos. Si tienes memoria de lo leído antes, se pueden comprender cosas que pasan antes y que cuando las lees, sospechas que se está preparando algo. Para mi al menos, lo difícil es cuanto enseñar , antes del final, para dar pistas, pero no sé adivine. Que sé adivine es horrible para el autor.
      Besosss, María, espero que te hayas puesto pilas de larga duración yy recargables
      Besazosss

      Eliminar
  19. De una original clamoroso. Mira, es quela ciencia a vecs está en manos de gente muy rara y rebuscada, eso seguro. Madredelamorhermoso si te toca una hja así

    Un abrazo grande, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hija es lo mejor. ¿Cuánto tardará en descubrir que su madre es una espía con licencia?¿Como reaccionará?
      Besosss, amiga

      Eliminar
  20. Te quedo un relato,como para
    volver a repetirlo, un gusto
    visitarte.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
  21. A veces repitiendo, se comprenden Cosas que a la primera no se vieron, pero no conviene abusar, sobre todo siendo tan corto
    Besosss Siby

    ResponderEliminar
  22. No, si al final algo tenía que pasar. Tanta paciencia tenía que tener un fin justificado. Dos niños y uno de ellos capaz de desquiciar a cualquiera, es la tapadera perfecta para ir teniendo "accidentes".
    Como siempre, tus textos son un hervidero de sorpresa, de ironía... y me dejas con una sonrisa de nuevo.
    Gracias por la sonrisa y por acompañarnos en esta dinámica, Gabi.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has visto cuánta dedicación a la causa?
      Escomo la envidia,en el pecado lleva la penitencia.
      Sólo faltaría... Se acababa julio ,sabia que tenías una convocatoria pendiente(aunque no recordaba el día)...y no reaparecias.
      Besosss, Mag y en la medida que dependa de ti, no redesaparezcas

      Eliminar
    2. que lindo como se quieren besitos a los dos

      Eliminar
  23. Me he quedado descolocada, muy original. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo tienes que vigilar que cuando cierres los ojos, y salgas a correr por el monte,no te persiga una mujer con un carrito de bebe.
      Besosss inma

      Eliminar
  24. ¡Genial esa madre que también es espía con licencia para matar! Nadie desconfiaría de ella. Me encanta tu sentido del humor y del suspenso a la hora de escribir.

    Un abrazo, Gabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta, no tenía demasiado humor, pero independientemente de la trama, creo que se me ha quedado pegado a la forma de narrar.
      Besosss y graciass, Myr

      Eliminar
  25. [Que quede entre nosotros, Gabiliante, me estaba estresando poquito la niña]

    Esos finales que siempre sorprenden, niño, como siempre muy buen relato.

    Beso

    ResponderEliminar
  26. Es parte del entrenamiento de la espía. Es como un tercer grado permanente. Inventar excusas continuamente para justificar sus actos, poco lógicos, si se desconoce el objetivo,
    Besoss y gracias MdN

    ResponderEliminar
  27. Tenía ganas ya de estrangular a la niña.
    El final es impactante, el famoso paraguas búlgaro, la KGB, y los servicios secretos de los países del telón de acero no se andaban con bromas, bueno... creo que sus herederos siguen igual, al menos en Rusia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me cae bien la niña. En realidad no es tan pesada. Tiene sangre de espía.tiene que preguntar...
      Saludoss Toro

      Eliminar
  28. Me hacen reir lo bueno de los comentarios
    Vine a ver si habias escrito por cuenta tuya
    pero no sigues en grupo
    Abrazos de verano desde la playa

    ResponderEliminar
  29. Lo que escribo por cuenta mía es muy largo para ponerlo en el blog. Pero también es ficción (con algún mensaje subliminal y sutil, a veces), que creo que no es lo que a ti te gusta.
    Pero en esta convocatoria era muy para tu forma de escribir, y has perdido la oportunidad. Bueno, en realidad no, puedes escribirlo de por libre, aunque no es obligatorio (no te lo vas a creer pero mientras te escribo esto, estoy viendo el último capítulo de "twin peaks", la serie antigua, y trata precisamente sobre "el otro yo", es una coincidencia digna de mencionarse en el momento en que se produce).
    Luego iré a tu blog, aunque no creo que te haya dado tiempo aún, de escribir algo sobre "el otro yo". Quizás la semana que viene.
    Espero que no haga mucho sol en la playa,(bueno, no.eso es lo que esperaría yo), así que espero que haga tanto sol, como a ti te guste.
    Besosss Mucha, y no dejes de divertirte

    ResponderEliminar
  30. Ay Gabiiante, ¿qué le pondrás a tus textos que me hacen sonreír desde la primera frase? Y en cima después de haber disfrutado como una enana con la caminata y el diálogo entre madre con el carrito y la niña preguntona (seguro que la manzana no cae lejos del árbol) resuelves el enigma del paraguas con un asesinato (ficticio claro) con lo cual sigo riéndome de los negacionistas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Jajaja .. no había oído nunca lo de la manzana que no cae nunca lejos del arbol...que bueno!
    Problemas voy a tener cuando quiera escribir algo en serio,por ejemplo, el asesinato es real (dentro de la ficción)
    Besosss esther

    ResponderEliminar
  32. Hola! Me ha gustado mucho tu relato, una lectura verdaderamente agradable. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Por pasarte por estos lares, Abel.
      Me alegro de que te haya hecho disfrutar un ratito.
      Saludoss

      Eliminar
  33. ajjajajajajaj me has tomado por sorpresa en el final. Venia a pura concentración tratando de descubrir a que iba el titulo...y es así. Cuando tenemos algo delante de los ojos no lo vemos.. Ese "otro yo" de la madre, mortal!!!! jajajajja y de la niña me he enamorado...porque soy maestra de jardín y porque naturalmente un niño es curioso y espontaneo, es su esencia ... Me ha gustado muchisimo!!!Hay paraguas a la venta? La pandemia a mostrado mucha gente que se merece el pinchacito jajajajaj (broma). Un abrazo y felicitaciones por la creatividad!

    ResponderEliminar
  34. Gracias Eli,siempre es un placer que hayas disfrutado un ratito. Creo que no está a la venta, al menos en el mercado normal. Charly también lo buscaba.
    Besosss Eli

    ResponderEliminar
  35. Buenísimo relato! Esa niña tiene madera para seguir los pasos de su mamá espía. Me ha encantado!.
    👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo puedes decir. La pasión de los padres siempre es que sus hijos sean mejores que ellos.
      Besoss Galilea

      Eliminar
  36. Muy gracioso el cuento e ingenioso. Se nota que te gusta escribir cosas de detectives y de misterio. Gracias amiga por pasarte por mi blog. Qué gusto me da conocer el tuyo. Lillian

    ResponderEliminar
  37. Pues,curiosamente,lo que se ve en el blog ahora mismo es casi todo de detectives, pero no es mi pasión, es casualidad.
    Gracias por pasarte, y vuelve cuando quieres
    Abrazooo

    ResponderEliminar
  38. Gabiliante, espero leer tu entrada con mucho interés, un abrazo de corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno ,es un poco surreal y ... No se, porque aún no la he escrito, pero es lo que se me ha venido a la cabeza

      Eliminar
  39. Hola! Me ha gustado mucho tu relato. Ese paraguas búlgaro me ha traído recuerdos de la guerra fría cuando era niño y escuché hablar de él por primera vez cuando uno de esos artefactos con ricino atentaron contra un disidente búlgaro. Hace poco ilustré una portada de una novela ambientada en esa época "Funeral en Berlín", quizá viste la película con Michael Caine.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
  40. No me suena , pero la veré. Me gustan las pelis de cuando -como dice Jon Voight, en no sé qué peli-, "se sabía quién eran los buenos y quien eran los malos". Jaja, saludos y gracias por pasarte. Iré por tu blog de vez en cuando, me gustó

    ResponderEliminar
  41. Relato valiente, teniendo en cuenta que hoy día resulta tan fácil herir sensibilidades. Creo que alguien ya lo ha comentado. Tema de actualidad pero con criminales con un toque añejo e inglés, estilo "Agatha Christie".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. En este caso el mensaje es lo de menos. Se trataba de representar alguien con una doble vida. Si hubiera puesto ”afirmacionistas", nadie lo hubiera entendido. Siempre hay que aprovechar para meter un mensaje críptico y confuso , que algunos entiendan.
    Gracias por tu visita y por comentar
    Saludos

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares