miércoles, 18 de agosto de 2021

...Y APAREZCO A TU LADO.

 

 

  Esta semana nos convoca MAG, y nos insta a hacer una intervención en la historia, mediante una heróica y mágica aparción, en un momento crucial de ella. Primeramente, pido perdón por el título facilón, pero Mag es una provocadora y no me he podido resistir.

Seguidamente, debo detallar que soy consciente de que el tema invita a reflexiones filosóficas y morales, que en esta ocasion no he atendido, porque me ha salido esto.

Posteriormente debo informar de que el hecho histórico al que me refiero en esta texto, es poco conocido por el público en general. Podría darse el caso de que algunos duden de su rigor histórico e incluso de su veracidad. Para gustos los colores.

Casifinalmente debo recordar que la semana pasada no me pasé de 350. Lo siento, Mag. 

Finalmente, informaros que podéis y deberíais visitar al resto de participantes, cuya lista encontrareis AQUÍ 

 


 

 

 

          ―…Chas! Y aparezco a tu lado ―terminé, bajando un poco la voz al final, para no hacer el ridículo más de lo estrictamente necesario, apareciera donde apareciera.

          El sitio en cuestión era una enorme instalación de suministro de agua con unas cañerías gigantes. Yo sabía que tenía que impedir una acción pero no tenía claro exactamente cuál. Unos metros delante de mí, había una chica oriental de 12 años. No aparecí exactamente a su lado, así que habría que reformular el conjuro. En realidad, el conjuro tiene alguna deficiencia más que detallaré a su debido tiempo. Tanto la chica como yo estábamos de pie en una pasarela con suelo de rejilla metálica y barandilla a ambos lados. Una incalculable cantidad de metros nos separaba de suelo firme. Estaba todo oscuro, excepto por una luz que había junto a ella. En cuanto la vi comprendí lo que tenía que hacer.

          ―¡Detente, malandrina! ―le grité.

          ―Pero ¿cómo me has descubierto? ―contestó la chica muy segura de sí misma.

          ―Muy fácil. “Cui bono”.

          ―No hablo inglés ―me contestó en un perfecto español. Se notaba que había ido a escuela de pago―. No sabes con quien te estas metiendo ―continuó mientras se apresuraba a desenroscar la tapa de un cilindro metálico, del tamaño de uno de pastillas efervescentes, pero de aspecto más sofisticado; aluminio mate y eso… con una lucecita roja que se encendió una vez lo hubo abierto. Luego lo acercó a una tolva del mecanismo principal de la instalación dispuesta a verterlo allí.

          ―¡Que te detengas, te he dicho! ―le grité con una determinación desconocida hasta para mí mismo, al tiempo que le apuntaba con el dedo, dispuesto a disparar.

          Entonces empezó a salir un humillo del tubo, y la chica comenzó a toser violentamente y a convulsionar. Cayó en pocos segundos. El líquido que salió del cilindro comenzó a corroer el suelo de rejilla. Había una inscripción en el tubo. “Servicio anticapitalista revolucionario y social. Compuesto operativo versión 1”. Bueno, no ponía todo eso; el tubo no era tan grande. Lo ponía en abreviatura. Me acerque y empuje con la punta del pie, tanto a la chica como al tubito. Tardaron casi cinco segundos en tomar tierra.

          El otro defecto del conjuro ―supongo que AlexyCristina ya lo saben, pero la convocante del reto, igual no― es que solo tiene billete de ida. De modo que me quede allí, sin saber ni dónde ni cuándo estaba, aunque tenía alguna sospecha. Siete años después, apareció detrás de mí otra chica oriental, de 19 años, con mascarilla:

          ―…Chas! Y aparezco a tu lado. ―Ella no bajo la voz; muy al contrario. Sonaba amenazante. Me apuntó con el dedo―. ¿Conque “cui bono”? Te vas a enterar. Aparta o disparo.

           Me di cuenta de que ese era el momento de la verdad, y me agarré con ambas manos a la barandilla, obstruyéndole el paso a la tolva. Ella no amenazó ni advirtió más. Directamente me disparó una uña de porcelana emponzoñada. Caí al suelo herido de muerte. Pasó por encima de mí; ni siquiera llevaba falda, iba con pantalón. Bueno, si hubiera llevado falda no me habría fijado en lo que ponía en el tubito que llevaba en la otra mano, y no habríamos sabido cómo termina la historia. Ponía lo mismo que en el otro tubito, pero acabado en 2.

 

48 comentarios:

  1. Pero... Quién quiere cambiar la historia?
    Y total. . .
    Para que?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es tozuda y se empeñan en repetirse, aunque se pueda aplazar.
      Saludos Erik

      Eliminar
  2. Una historia de habia una vez
    Me gustó
    colorín colorado besos alados

    ResponderEliminar
  3. No sé si se acaba la historia, o cómo acaba, pero imaginando me tronchaba de risa

    Un abrazo, malandrín, deshacerdor de entuertos, y amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿He puesto "malandrín"?
      Y "detente"...,
      A ver si eres capaz de meterlos en un texto serio o romántico o historico sin que la gente se ría
      Besosss amiga

      Eliminar
  4. creo que los telediarios deberían abrir hoy con la noticia de cómo salvaste a la humanidad humana. La niña oriental era perseverante, aunque lo de anticapitalista hoy ya no cuela, siendo China el país más capitalista. Bueno espero que en próximos intentos " Cui Bono" y nos salves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La salvación fue en 2012.en 2019 fracasé. Sería una noticia vieja.
      Es que "antidemocrático" queda feo, en cambio anticapitalista siempre tiene su qué; además necesitaba que empezara por "a", para el acrónimo.
      Saludos Rodolfo

      Eliminar
  5. No conozco la historia real,pero esta me ha gustado.Entre el poder de aparecer y desaparecer,que parece ciencia ficción. A lo que me suena es a alguna película de espías.
    Me ha gustado tu relato,el cual tiene mucha imaginación y ese sentido de humor que casi siempre llevan implícita y,a veces, muy explicitamente los mismos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia real, al menos en su primera fase, no tuvo mucho bombo, porque yo impedía que pasará, en cambio, paralasigueinte fallé. Lo cierto es que "muero en el intento", que tampoco está nada mal, eh?
      Abrazo José luis

      Eliminar
  6. Jajaja.. me pongo de pie y aplaudo este derroche de imaginación tan creativo y bien contado, con las pinceladas justas para comprender la acción mientras se intenta imaginar el resto de datos apenas sugeridos. Me encantó leerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad que a lo mejor está demasiado sutilmente sugerido. Fijándose en los acronimos que pone en los tubitos, y la es dad de la niñas está todo más claro

      Eliminar
  7. ¡Madre mía, tu inspiración! Yo vengo siempre dispuesta a disfrutar y nunca salgo escaldada. Lo cierto es que la ironía reina a raudales en tu texto. No sé muy bien la historia por no decir que no me suena, al menos de entrada, así que, por lo demás, sonrisa asegurada.
    Millones de gracias por acompañarme de nuevo esta semana, por acompañarnos.
    Un beso enorme y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,la historia no ocurrió en un principio,porque yo lo impedía, con ayuda de la suerte, porque mi dedo no disparaba. Luego, con la segunda fracasé, y pasó lo que pasó. Ya es que muero y no lo puedo impedir.
      Besosss Mag,creo que lo he liado más con el comentario.

      Eliminar
  8. Tengo curiosidad por saber la historia original.
    Supongo que se pudo evitar la tragedia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. La historia original fue en 2012, creo , no soy mucho de documentarme, y no salió mucho a la luz, porque yo lo impedí.
    Y no,la tragedia no se pudo impedir. Nos lo recuerdan cada día en el telediario. La abreviatura de lo que pone en los tbitos es parte de la adivinanza
    Saludoss toro

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Me ha parecido una muy buena intervención, te felicito y gracias por compartirlo con nosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      gracias a ti por tu visita y comentario y me alegro de que hayas disfrutado
      saludosss

      Eliminar
  11. Imaginativo. Y parece que la historia se resiste a ser cambiada. Paradojas temporales.
    Bien tu relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la historia ,en gran parte la hacemos los humanos , y que los humanos tropiezan día veces con la misma piedra, y son pertinaces en el error , como decía un dictador de por aquí.

      Saludos Demi

      Eliminar
  12. Jajaja, que historia más disparatada. Pero , te doy 10 points porque no me he perdido ni una sola palabra desde el principio hasta el final...

    Un abrazo .💚😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Berta. Es una historia simbología, así que se presta a introducir disparates para en un corto espacio de tiempo,llegar a un fin trágico, a pesar del tono jocoso.
      Gracias Berta.

      Eliminar
  13. La historia siempre vuelve a repetirse... simple... porque el tiempo es circular, es decir, regresa... Yo en particular de los chinos sólo espero el regreso de Li Po o alguno que le llegue a los talones.

    Abrazo siempre sorprendente Gabiliante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que la historia se repita mecánica e ineludiblemente, sino que la repetimos los humanos, con más o menos fortuna y más o menos intención . A nivel mundial, predomina la intención , diría yo.
      Abrazos intercontinentales, (esta vez hacia oriente, pasando pos Asia y el Pacífico)

      Eliminar
  14. jajajajajajajajaja muy divertida y original historia. Eso de tener que impedir una acción pero no tener claro exactamente cuál puede llevar a entuertos y enredos por eso, al ser conjurado, se debe contar con un comando bien claro.

    Un abrazo, Gabi

    ResponderEliminar
  15. Decidir a donde ibas y tener clara la consigna, sería muy fácil, y Mag nunca pone retos fáciles. Además , según dicen, cuando llega tu momento de intervenir, lo sabes sin ningún género de duda.
    Graciass y muchos besoss, Myriam

    ResponderEliminar
  16. ORO SALVAJE19 de agosto de 2021, 14:03
    Tengo curiosidad por saber la historia original.
    Supongo que se pudo evitar la tragedia.

    Saludos.

    Responder


    Tu mejor comentario

    ResponderEliminar
  17. Minucioso en el detalle el relato.

    Besos.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los detalles dan credibilidad y tienen que encajar, lo decía Colombo.
      Sin detalles este relato parecería que no es real .
      Besosss. He visto por ahí que estás mejor, me alegro

      Eliminar
  18. Ah, que te dedicas al relato dialogado, un poco sorprendente para mí y entretenido.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Jajaja. Nunca me lo habían dicho pero es evidente. Hasta hace poco no ponía diálogos, o los ponía mal, pero es lo mejor para un relato de poco recorrido temporal.(bueno, este tiene una elipsis de 7 años). Los personajes son libres, y nosotros estamos coartados por la autocensura. Los personajes han de hablar, y pueden expresar las ideas con tanta credibilidad como el autor o el narrador.Ahora ya no puedo escribir sin diálogos.
    Abrazo intracomunitario

    ResponderEliminar
  20. Jaja Cuánta imaginación! Lástima que no consiguieras salvar a la humanidad. Paraste a la niña angelical de 12 años (angelical porque la edad me obliga) y su Sars-cov 1. Pero se ve que hubo quizá interés en repetir el "experimento" y con el intento número 2 lo lograron.
    Otra forma de entender el acrónimo que ha cambiado nuestras vidas. ¿Para siempre?...

    Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya interpretacione!
      Para siempre... Tú cuántas vacunas llevas? A ver cuantas llevas el año que viene a estas horas?
      Besoss libres de virus, Gali

      Eliminar
    2. Ay, Dios! Veo que he patinado con la interpretación jajaja
      Ése "para siempre" me acongoja... por decirlo en fino. ¿Qué cuántas llevo? Dos... y me tocó la que ahora ya no quiere nadie. Ole!

      Eliminar
    3. Por lo que llevo leyéndote y viendo como comentas, tú no sabes patinar. La ironía, que no siempre se entiende bien

      Eliminar
  21. Espero me entiendas en el buen sentido de la palabras: Es asombroso que cuando alguien suelta los disparates, es posible percibirlos como historias disparatadas.
    Saludos dejo.

    ResponderEliminar
  22. Ya... Lo dices por disparatar uñas de porcelana. Era un invento para una versión femenina de James Bond, que no se llegó a estrenar. Pero luego ya se sabe que estos espías trafican con armas y al final no se sabe en manos de quién acaban.
    Saludosss Guillermo

    ResponderEliminar
  23. ¡Vaya locura de historia! Y, ademas con repetición espacio-temporal. Tu cuento es ingenioso y destila, como tantos otros tuyos, un humor irónico que a mi me gusta mucho.
    Un buen relato para pasar un buen rato. Un beso

    ResponderEliminar
  24. Me confunde usted con otro. Este era un relato tremendamente concienciado y profund. El humor solo es el vehículo de transmisión simbolico. El amor que siente el protagonista por la de 19 y por lo que la deja pasar sin oponer mucha resistencia, es puramente sexual, y aunque posteriormente consiente en integrarla en su organismo, cuando cumple los20 , ya no es lo mismo.
    Gracias y multibessos amiga

    ResponderEliminar
  25. "Detente, malandrina", jejeje. Me encantò. Me recordò a alguien de mi familia que usaba ese tèrmino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas... Con el "detente" delante?
      Se dedicaba a escribí cómics o algo así, no?
      Saludos alexander

      Eliminar
  26. Así que la 2 era oriental.
    Estamos perdidos con las uñas de porcelana y ansiosos por saber cuántas más hay y como sigue esto.
    Un placer leerte
    Abrazo

    ResponderEliminar
  27. Y la primera también.Ya se acabó. A lasegunda va la vencida..
    Abrazo Charly

    ResponderEliminar
  28. Jajaja divertida historia en la convocatoria de,Mag, veo que no has participado en ña convocatoria de Demiurgo.

    Besossss

    ResponderEliminar
  29. Gracias, Maria.
    No escribi..estaba en el pueblo y no tenía ordenador,pero tampoco hubiera tenido tiempo.
    Besoss

    ResponderEliminar
  30. La abreviatura ya nos avisa, la historia no puede cambiarse, muchos mueren empeñados en hacerlo y acaban por forma parte de esa historia que los acaba devorando.

    ResponderEliminar
  31. Un relato bastante ironico con mucha comicidad de la buena, de esa que te pones a leer y sin darte cuenta "te comes" el texto..Desconozco la historia a la que haces referencia o me está afectando la edad jajajaj pero solo se que los seres humanos sin excepciones vamos epitiendo las historias o como bien decimos , tropezando una y mil veces con la misma piedra. Re bien contado y desarrollado tu texto Gabiliante!Besosss

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares