miércoles, 19 de enero de 2022

EL PORQUÉ DE TODAS LAS COSAS

Este relatito es para el reto de Ginebra Blonde en su espectacular reaparicion tras unos mese de ausencia. Se trata  de hacer un texto sobre los "propositos", eligiendo una de tres opciones. Yo he elegido "algo que hacer". Es un texto sobre la actualidad y que, por tanto en breve, no se entenderan las referencias, y en este caso, sin referencias, no se entenderá el contenido, porque no es muy explicito.

Podeís encontrar el reto de textos participantes AQUI 



 

          Este es el último de los propósitos; el más duro, por eso lo he dejado hasta el final, por lo que, de bajada de pantalones supone. Pero es que ya he aguantado más de lo que puedo. Uno es autónomo y la bajada de ingresos es la bajada de ingresos. Los amigos, no es que me estén haciendo el vacío, y tampoco es que vaya mal de dinero, pero la incomodidad y la presión es insoportable.

          Bueno, insoportable no es. Hasta ahora las he soportado, así que ¡a tomar por culo! ¡Que se jodan!

          Si no me quieren, que les den… peor para ellos. Que contraten a los cuatro mindundis que se han bajado los pantalones, aunque no lo reconozcan.  Con mi familia y mis amigos tengo bastante. Y la cola…¡que la haga su puta madre!

          ―Pero ¿cómo que te has ido? Ya lo habíamos hablado. Da igual que tengas razón. Ya sé que tu cuerpo es tuyo y haces con él lo que quieras. Que no pueden obligarte a profanarlo, o como lo quieras llamar. Que no perjudicas a nadie… pero todos creen que sí. Y tu libertad ya sabes donde puedes metértela. Ya conozco todas tus razones y estoy de acuerdo con ellas, pero te las puedes meter en el mismo sitio que tu libertad. ¡Les están haciendo el vacío a tus hijos también, no solo a nosotros! O si no, te retiras y te sales de los medios. No quieres, ¿verdad? Pues vuelve a la puta cola. Y no me hagas cabrear ¡¡Hostiaputaya!!

          Joder, me sale con los críos y me tengo que callar. Es que no es justo. Se trata de la libertad individual de cada uno. Se empieza por esto y luego no sé sabe… ¡Hostiaputa! ¡Hay como doscientas personas más que antes! Pero la gente…

          ―¡¡Hola!! ¡Anda! Pero ¿qué hace usted en la cola?¿Me firma un autógrafo, por favor?

          ―No, no. Me confunde usted con otro. ―Hasta con mascarilla me reconocen. Aún me tendré que poner la capucha. Y ¿qué coño de “porque estoy en la cola”? La gente se cree con derecho a decirte donde puedes y donde no puedes estar. Igual que los otros… ¡Que yo no soy antinada! ¿Es que soy antisemita por no ser judío? ¿Es que soy anticiclistas porque no me gusta ir en bici? ¿Soy racista por ser blanco? Es que no sé porque me tengo que bajar los pantalones en esto… No soy nada de todo eso pero tampoco soy libre. Al final ¿sabes qué? Me retiro y le dan por culo a todos…estoy hasta los cojones de esto… Ah, no… ¿qué coño? Si será eso lo que…

          ―¡Vaaa, tío! ¡Que te toca…! Tol rato renegando, ahí por lo bajini… ¡Venga, que hay más gente esperando…!

          ―Vaaale, ya voy…

          ―No, caballero. No hace falta que se baje los pantalones. Esta se clava en el hombro.   

 

45 comentarios:

  1. Gaby, ole esa bajada de pantalones jajajajajaj. Me has tenido envilo hasta el final, porque pensé que iba por otro retorteros, le has dado un giro de la ostia, eso es para que vaya en consonancia con el texto jajajja. Un abrazote grande y feliz noche amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se te están escapando los tacos, pero la ocasión lo requería.
      Besosss Campiiii

      Eliminar
  2. Hilarante, total para una vacuna de mierda...qué pollo has montaojodíobobo :-)

    Un abrazo enorme, amigo deslenguado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye... que no soy yo el deslenguado. Son los personajes. Que es todo ficción!
      Este comentario estaba en la lista de comentarios pero no salía en la página ¿?
      Besosss amiga

      Eliminar
  3. Jajaja divertidísima, yo también esperaba otro final "no lo he visto venir" para nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se ve venir , mal asunto. Pienso wue hay que dar pistas pata no estar todo el texto engañado o si saber de qué va la cosa, pero el finsl es el final...
      Brsoss Noelia

      Eliminar
  4. Muy bueno, sobre todo por ese final inesperado y como siempre, con buen sentido del humor.
    Un abrazo, Gabi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor que no falte y el final tampoco , no es que sean imprescindibles, pero ayudan a pasar un buen rato
      Abrazooo José luis

      Eliminar
  5. Buenísimo, mi querido amigo. Este tema o situación está trayendo cola; nunca mejor dicho. Y no diré lo que pienso al respecto, o seré yo la que me lleve algún que otro taco, ja, ja, ja… Pero sí diré que me encanta leerte; que le das sentido y realismo a todo lo que escribes, en cualquiera de los géneros, y que creas unas atmósferas de diálogos en las que nos haces participar emocionalmente. En este caso, no he podido dejar de imaginar la escena, además de escuchar sus quejas con la naturalidad y buen uso de redacción a la que nos tienes acostumbrados, y no parar de sonreír. Muy, muy bueno, Gabi.
    Agradecida enormemente por tu magnífica participación.

    Un abrazo grande, y muy feliz día 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginebra Blonde... se te echaba de menos.
      Como ya te puse al enviarte el enlace, tus retos, por algún motivo inducen a la intensidad, por lo menos a mi. Quizás porque no pones límite de palabras (aunque ya sepamos que los textos largos repelen de por sí en los blogs, y aunque yo no cumpla siempre con los requisitos) y aquí me salió esto, partiendo de la idea le algo que hacer, que quedo aso como ambivalente, para que cada uno se fije en lo que más le guste.
      Me pasaré a leer a todos este finde, que voy un poco justo de tiempo.
      Abrazooo y besitos Gine

      Eliminar
  6. Jajaja , genial.
    Me he reído muchísimo. El final , en mi caso, de lo más inesperado.

    Bravo Gabiliante.
    Un abrazo y feliz tarde de jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si uno se viera desde fuera, y creo que nos reiriamos mucho de nosotros mismos, de nuestras reacciones es extremas y de lo de tomarse a uno mismo demasiado en serio.

      Eliminar
  7. Hace rato que pareces filmar tus textos... Si filmaras narrarías sin palabras.

    Abrazo admirado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si cierras los ojos, puedes ver fácilmente la escena, pero no puedes seguir leyendo. Filmar debe ser muy difícil pendiente siempre de los demás. Escribir es más fácil, es el "vicio solitario".
      Abrazoo Megacarlos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Bonita y risueña.
      Adivina a wuien se parece.
      Besoss Mucha

      Eliminar
    2. He vuelto eres genial abrazos de nuevo gracias

      Eliminar
  9. Esta pandemia ha excitado la miseria humana habitual.
    Yo me he vacunado porque me ha parecido lo más aconsejable pero no critico a los que no se vacunan.
    La borregada sí que lo hace.
    Espoleados por tertulianos y sinvergüenzas similares.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Tendrías que entrar en una de esas tertulias, y que hicieras honor a tu nick, como lo haces en este comentario
      Abrazoo

      Eliminar
  10. ¡Hola, Gabiliante! La verdad es que tu introducción y la actualidad que todos tenemos en mente ya me hicieron intuir por dónde iban los tiros. Un relato necesario para que reflexionemos sobre esta nueva cacería de brujas a quienes, estando en su derecho, deciden no vacunarse. Pienso que los mayores promotores de la no vacunación han sido los propios estados, en lugar de informar a sus ciudadanos como seres adultos, los han tratado como niños, en base a dogmas, eslogan y campañas de acoso y derribo emocional más que informativo. Yo estoy vacunado, pero me parece una táctica casi mafiosa la de obligar por medios no legales a esa vacunación. Algunos dirán que es por respeto a la Libertad, yo creo que es más para evitarse posibles reclamaciones de indemnización por los efectos de las vacunas. Si te obligo a que voluntariamente te vacunes, el riesgo lo asumes tú. Si establezco la obligación legal, el riesgo lo asume el estado. Espero que con el transcurrir del tiempo nos demos cuenta de que hay líneas que no se pueden traspasar en un estado de derecho, y no me vale ese supuesto bien común o solidaridad, jamás ningún gobernante legisló o restringió libertades en aras al "mal común". Nunca perdamos el sentido crítico. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Pues no había ni pensado en eso que comentas de la voluntariedad obligada, y la responsabilidad que se deriva de cada una de las dos opciones.
    Las consignas (lo que con religión eran dogmas), lo que ha dicho claramente el presidente francés, la falta coherencia de todo con la evidencia...
    Pero el coartar la libertad, ya no sólo de expresion, hay que estar muy atentos porque usando queramos darnos cuenta, no habremos hecho nada y ya será tarde.
    Gracias por tan amplio y profundo comentario, David. Abrazoo

    ResponderEliminar
  12. Me gustó mucho. Me pareció genial por lo inesperado del final. por lo menos, yo no adivinaba de qué se trataba, aunque ya hice esa cola jaja
    Me pregunto por qué me cortaste el rostro y ya no pasas nunca por mi blog de cuentos. En cambio, yo, fiel al tuyo. ¿ será que mis cuentos son aburridos para tí? Snif ay

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final gracioso, aquí no es lo principal. Es la otra parte del final, la rendición. Tus cuentos puedn ser largos o cortos o mediopensionistas incluso rubios o morenosa, pero lo que es imposible es que sean aburridos o faltos de esa fantasía mágica que cuelas en la realidad como si formará parte de ella.
      Besosss, Lillian

      Eliminar
  13. Has narrado el otro punto de vista sobre las vacunas de forma extraordinaria. Para mi, esa libertad semificticia de elegir si te vacunas o no, es un asunto serio. Si permitimos el acoso al que disiente, se puede abrir la puerta a cualquier cosa en el futuro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El acoso al diferente siempre ha existido, solo van cambiando los diferentes, y sólo nos daremos cuenta , cuando los diferentes seamos nosotros.
      Besoss Ana y gracias por pasarte

      Eliminar
  14. La nombro, la busco; pero, no me bajo los pantalones. Alisto el hombro mientras espero el refuerzo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, muy bueno. Cada uno tiene sus líneas rojas para no traspasar.
      Abrazo Guillermo

      Eliminar
  15. Toda una sorpresa al revelar de que se trataba.
    Y muy bien descritos esos personajes tan negados a las vacunas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. En toda postura intransigente, llegas a punto en que es difícil hasta donde llegan tus razones y donde empiezan tus paranias. Y me refiero a TODA postura intransigente. La tolerancia ya murió, esperemos que no acabe igual la libertad.
    Las vacunas es solo un ejemplo.
    Abrazo fuerte Demi

    ResponderEliminar
  17. Me has tenido pegada a la pantalla (totalmente interesante) intentado averiguar de qué se trataba, me he llevado una sorpresa final y me he reido un rato con las cábalas. Un gran propósito, Gabiliante. Aprovecho para agradecer tus palabras en uno de mis blogs. Gracias.

    Mil besitos para ti y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, me alegro de haberte tenido en vilo. Las palabras eran merecidas.
      Besosss

      Eliminar
  18. te he leido Me gusta hacerlo
    un saludo desde un frío tremendo en Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una falta de ortografía en tu comentario: frío y miami en la misma frase.
      Por ko poco que se adivina desde aquí, no te sienta bien el frio, deberías cambiar de indumentaria o seleccionar uno de esos feos que te acechan, el más caluroso, si no es muy muy muy feo.
      Besoss

      Eliminar
  19. ¡Pero, pero...! No se me hubiera ocurrido que fuera la cola de la vacuna pero en ese punto entiendo todo lo demás. Ahora sí. Que si no que sí, (iba a decir un dicho pero me lo callo porque me pueden tildar de mil cosas. Aich, esta maldita autocensura que nos han impuesto).
    Al final de tu texto solo un ¡¡¡joder!!!
    Un besazo, Gabi.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pierdo un dicho, que por el principio que has apuntado, no conocía...y sigo sin conocer. Total, porque debe salir algun taco. No creo que los vigilantes de Internet (los algoritmos y eso) te vayan a poner en alguna lista de deslenguadas.
      Besosss Mag

      Eliminar
  20. Se entiende todo muyyyy bien. Bravo, a dar por culo 😊
    Un abrazo desde la libertad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si algún día escribo algo en que no entiendas o se te escape algo.
      ¿Hay mas sitio ahi?
      Guárdame un rinconcito.
      Y envía ubicación.
      Besosss maite

      Eliminar
    2. Jajaja.😅 guapiña, que a gusto te has quedado.
      Un abrazo.😄 Maite.

      Eliminar
  21. Jajaja... buenísimo ;DDD
    Y de actualidad total...

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Jejeje pues se te entiende todo. Si eres autónomo te la clavan hagas o no hagas la cola jeje.
    Muy bueno!

    ResponderEliminar
  23. Hola Gabiliante, jajaja que buen rato he pasado leyendote.
    La verdad es que leas dado rienda suelta a los tacos, jajaja suenan hasta bien.
    Yo también participó en la convocatoria de nuestra amiga Ginebra. Besos de flor.

    ResponderEliminar
  24. Me gustan estos relatos con final sorprendente y con el tuyo me he reído mucho,para el final quedarme boquiabierta con que la cola para la vacuna.
    Muy de actualidad.
    Besos

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares