viernes, 24 de junio de 2022

EL SINIESTRO ESPÍRITU DE LA APLICACIÓN

 

Este texto es para el concurso de EL TINTERO DE ORO del mes de Junio al que nos convoca nuestro impagable DAVID RUBIO que nos anima mensualmente a escribir. Este mes tocaba homenajear a Poe. este relato lo envio  fuera de concurso, porque aunque macabro sí que es, no responde al tema gótico, ni de epoca, ni de terror; si acaso de horror, actual. Además tiene 901 palabras. 

Podréis encontrar el resto de terrorificos y variados relatos AQUI

 

 

          “La muerte roja, la muerte roja…” murmuraban mis compañeros de fila. La mayoría era del pueblo; a mí me habían pillado allí de paso. Entonces apareció por detrás de los uniformes, un individuo de metro ochenta, y cincuenta kilos de peso. Iba vestido con una especie de esmoquin, que le quedaba tan arrapado al cuerpo que parecía recién salido de una piscina. Olía bien; a colonia cara; no sabría concretar la marca pero era un aroma que destacaba mucho por encima del olor a muerte que inundaba el pueblo. Llevaba una capa militar manchada de rojo; en realidad había más rojo que verde, y no era de pintura. Hasta el paramilitar que me sujetaba del pescuezo, dio un respingo cuando él apareció. Tenía la cabeza desproporcionadamente pequeña, muy redonda, sin apenas relleno entre piel y hueso, y completamente desprovista de pelo. Los ojos eran desproporcionadamente grandes en relación a la cabeza, completamente inexpresivos, como de un muñeco. La capa se abría a cada zancada que daba; se aproximó a uno de los militares que teníamos enfrente, le sacó la pistola de la cartuchera, y rodeó al resto, para situarse por detrás de nuestra fila. Cada disparo iba seguido de la caída del respectivo cuerpo, pero no en una cadencia regular; a veces había un salto, y a veces ya se oía el siguiente disparo antes de que cayera el cuerpo. Cuando faltaban cinco para llegarme el turno, el paramilitar me soltó del pescuezo, busqué con urgencia un punto a donde fijar la mirada antes de morir, pero me interrumpió el olor de la colonia, tan próximo e intenso en aquel momento. Me fije en eso; era mucho mejor que cualquier paisaje a la vista. Cuando la cadencia anunciaba otro tiro, solo sentí un fuerte culatazo en lo alto de la cabeza, y una cortina roja bajó, como un telón, por delante de mis ojos. Eso fue lo último que vi en mi vida.

          Cuando desperté solo se oían lamentos y lloros. No veía nada. Me escocían los ojos. Intenté restregármelos pero me los habían “quitado”. En ese momento no lo habría expresado así, pero ahora ya he comprendido que esto va simplemente de “quitar”. No lleva asociadas emociones. Para esto, primero hay que rendirse. No sabría decir cuándo me rendí yo exactamente. Durante unas semanas, creí que fue cuando me di cuenta de que, además de los ojos, me habían quitado la mano izquierda, pero ahora creo que fue antes; cuando estaba en la fila de ejecución y no salí corriendo.

          Se abrió la puerta y entraron dos, creo:

          ―¿Por qué solo cogemos los riñones?

          ―Porque es lo que más aguanta. En estas neveras especiales duran hasta cinco días, después de muertos. Oficialmente la tecnología de estas neveras no existe. ¿Has cerrado bien las bolsas, no? Que luego apestan.

          ―¿Y los otros órganos?

          ―No sirven. Para eso conservamos a estos, pero son en exclusiva para “la muerte roja”. No los podemos tocar. ―Hubo un silencio. Creo que el más inocente se nos quedó mirando. Yo estaba agarrado a la reja que nos separaba de ellos. Creo que me miraba a mí―. No te encariñes; solo son bolsas de órganos numeradas.

          ―¿Y los ojos y las manos?

          ―Los compra todos una corporación que ha encontrado un modo de trasplantarlos. No sé quiénes son… Y no te pongas tierno, que pido otro compañero. Este trabajo esta de puta madre, así que no seas imbécil. Hay que aprovechar mientras dure la guerra. Nos pagan con lo que sacamos de aquí.

          ―No. Solo quería saber ―contestó arrastrando y bajando la voz, como si estuviera entrando en un trance― ¿Y porque una mano?

          ―¿Les vas a dar de comer tú en la boquita, con la cucharita jugando al avión?          ―se burló el otro.

          Nadie de nosotros hablaba. Seguramente las bolsas de órganos no tienen permiso para hablar, pero yo entonces era nuevo, y cuando iba a decir algo, el inocente se me adelanto:

          ―¿Y si alguno es zurdo?

          ―Empieza a preguntarles. Si alguno es zurdo, le cortamos la derecha, veras como no hay ninguno.

          Entonces entró como un huracán el olor a colonia. Nos miró. Según las circunstancias, sabes cuándo te miran, aun sin ojos:

          ―El 79 y el 83.

          Recé para no ser ninguno de los dos, y Dios me escuchó. Abrieron la reja y se los llevaron. No protestaron. Tambien se habían rendido. Uno de ellos estaba a mi lado. El episodio no duró más de treinta segundos. Luego los vigilantes se pusieron a ver una peli en la tele. Ya la había visto pero fue agradable revisarla. Todo esto ocurrió el primer día.

          Ahora ya he perdido la noción del tiempo. Todos los días vemos un par de pelis y todos los días traen y llevan gente, pero siempre que entra la muerte roja, rezo para que no sea mi número el que dice. Todavía no sé cuál es mi número. Una noche pensé que la próxima vez que entrara, rezaría para que dijera mi número, pero cuando entró, me rajé.

          Otro día me dio por pensar que qué coño iba a hacer así, si acababa la guerra y aun no me habían comprado.

          Ayer durante un intermedio dieron un anuncio: “Lo hecho, hecho está. Ahora, aprovéchalo. Wall-a-pop”

          ―Jajajaja ―rompió a reír el menos inocente― ¿Ves como hacemos bien?

          El otro, tras un breve silencio, también rompió a reír. Hasta yo sonreí.

 

 

64 comentarios:

  1. Es totalmente macabro, pero ese final de anuncio hace que la risa asome a mis labios ajajja. No creas que aún cruel no dudo que algo de lo dices en las guera haya podido ser verdad. Un besote Gaby.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero despues de la risa, te sentirias culpable, no? Jaj, es broma. Siempre lo mismo, tiene que tener un escapa.

      Besosssdomingueros Campi

      Eliminar
  2. hoy hablaremos de un viejo cuento de hadas que, creo, ha estado presente en nuestras vidas desde que despertamos en este mundo, "Caperucita Roja", pero hoy en vuestra versión original, según esos recuerdos lleguen a su mente... el Link se los copio para que , quienes quieran participar, echen a volar su imaginación.
    https://adoquines-mojados.blogspot.com/2022/06/caperucita-roja-reto-de-gustab.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy me ha estado hablsnfo una amiga de ña interpretacion sicoanslisra del cuento de caperucita, que me ha parecidoas dantasiosa wue el propio cuento, con la capa representativa de la sangre primera menstrual, etc. Si puedoe apunto
      Abrazo gustab

      Eliminar
  3. Es sobrecogedor. Les podrían dar un poco de suero ni que fuera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff...eso seria antieconomico. O mejor, "economiczmente inviable"
      Abrazo Alfred

      Eliminar
  4. Qué fuerte.
    Solo de imaginarlo da un repelús... uffffffffffffff
    De alguna manera habrán sucedido cosas para objetivos similares.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el otro dia vi un reportaje, falto de prie bas fisicas, basado en indicios, quw al terminar pensé que mi texto estaba desfasado antes de escribitlo.
      Abrazo, toro

      Eliminar
  5. Esto es verdadero terror. El mío es un cuento de hadas comparado con este crudo realismo. Y qué bien nos vas llevando por ese infierno atroz del comercio de órganos, presente en situaciones descontroladas como una guerra (o sin ella). El toque de la colonia; la indefensión de las víctimas, el que aun duda, el detalle final, como si el pobre ya se volviera loco... Y no es para menos.
    Escalofriante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todo resulta mas efectivo en ña realdad. El relato contado en otro tiempo nos da una distancia de seguridad. Hay por shi campos de reeducacion de los que dicen que las cuentas no cuadran. No queria que se volviera loco, queria mostrar la aceptacion de la situacio, la rendicikn, la perdida absoluta de la autoestimz, y como la son risa sale hasta en las sitiaciknes mas extremas, aunque sea por un segundo
      Abrazooo y besoss enormes. Maite

      Eliminar
  6. Tétrico y seguramente profético... Sólo espero que cuando me toque no vean ninguna peli y se pongan a escuchar a Bob... tengo cerca de 3000 conciertos y bootlegs que puedo aportarles para de paso durar más.

    Abrazo hasta allá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durar mas es lo mas importante. Cualquier medio es bueno. Mientras duras tienes esperanza. Aunwue este ya tiene dudas sobre qué seria mejor, siempre puede pasar slgo al dia siguiente.
      Abrazoo carlos

      Eliminar
  7. te ha quedado una buena mezcla entre el humor negro, el relato de terror y el psicológico, me ha gustado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que la aparicion del humor negro es inevitable hasta en las peores sitiaciones. Lo sé de oidas afortunadamente.
      Sbrazooo

      Eliminar
  8. Parece que hay que tener mucho cuidado al buscar aplicaciones.
    Algunas pueden tener terroríficos peligros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando o estaba escribiendo, vi que es una aplicacion española, no universal como wassap. No se si en Argentina existe, pero es una splicscion de venta de cosas de segunda mano (jsja, ¿ves? Salen chistes sin querer), que actualmente utiliza el slogan que escuchan por la tele. Por ahi tendreis otra igual con otro nombre , supongo
      Abrazoo Demi

      Eliminar
  9. El humor negro es endiabladamente adictivo
    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. E inevitable, diria yo, pero en la vida real hay que usarlo con cuidado. Hay mucho ofendidito. En este y en otros temas.
    Besooo Vero

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Gabiliante! Tremendo relato. Una historia que estremece por el tratamiento psicológico que hay detrás. El protagonista es puro Poe, me recordó al preso de El pozo y el péndulo. Que se debate entre el deseo de poner fin a su sufrimiento y el ansia por sobrevivir a cualquier precio y como sea. Pero luego nos encontramos a los otros, quienes representan la crueldad de la guerra, la visión del enemigo como una cosa "reutilizable" e incluso, con ese punto de ironía, en el final encuentran otro argumento para justificar sus actos. Porque hasta el peor de los criminales suele encontrar un camino de exculpación.
    Es curioso, pero también me ha llamado la atención ese anuncio al verlo estos días. Bueno, con ello también nos traes una crítica al ecocapitalismo. Esa forma de marketing de las multinacionales con las que usan cuestiones como el calentamiento global, la inclusividad y demás cuestiones sociales para mostrarse como empresas comprometidas y así el consumidor les premie con la compra de sus productos. Brillante aporte! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lei nada pero si revise alguna peli de roger corman que tengo grabadas, concretamente la mascara de la muerte roja y el pendulo de la muerte, pero esta ultima se ve que es un pastiche de varios relatos de poe, y no vi ese paralelismo wye mencionas.
      El anuncio es como los telefiarios politicamente correctos. "Aprovechando que el pisuerga pasa por valladolid..." da hasta risa. El anuncio es el final del relato y el origen a partir del cual se construye toda la historia.
      Abrazo grande, david y gracias por la convocatoria

      Eliminar
  12. Sobrecogedora esas ganas de verle la cara a la muerte personificada en el prototipo de Poe. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intente reflejar que dudaba mientras esperaba.
      Saludos Guillermo

      Eliminar
  13. No tengo palabras, Gabiliante, aplaudo y te felicito por la trama y la atmósfera creada. Impactante tu relato.

    Mil besitos para ti y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucjas gracias auro. Impactar pretendia. Pero solo es ficcion y ua sabes lo que dicen de la realidad y la ficcion
      Besossd

      Eliminar
  14. Un relato estremecedor, duro y desde luego original. El sindrome de Estocolmo llevado a extremos impredecibles. Le veo una pequeña incoherencia: si al protagonista le habían arrancado los ojos, no entiendo como despues podía ver peliculas. Pero, al fin y al cabo, ¡qué seria de este género si imperaran la lógica y la razón!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. He tratado de que fuera lo mas realista posible, excepto el retrato del personaje oloroso, al que he tratado de dar una imagen sobrenatural para infundir un miedo sobrenatural, por los parajes donde le lleva la guerra. Es un retrato de un personaje de una peli tim burton.
    Las pelis, obviamente no las ve, las oye. Explica las cosas con normalidad y "ve" peliculas, porque ya no se preocupa por su supervivencia. Como tu reflejas es parecido al subdrome de estocolmo. No esta atrapado en la celda , vive en la celda. Expkica las cosas sin emocion. Nadie dice "oí una peli"
    No creo ni que vea la pantalla. Imagine la habiracion cion la television y la puerta en el lateral izquierdo y el sofa de los carceleros en el lateral derecho, visto todo ello desde ña celda.
    Saludoss y gracias por pasarte a comentar

    ResponderEliminar
  16. Hola, Gabiliante. Lo leí ayer y me pareció un excelente relato. La verdad es que me encantaron los diálogos y todo el mal rollo que impregna el texto. La narración en primera persona es puro Poe y está muy bien llevada. De los que más me ha gustado de esta edición , aunque lo hayas presentado fuera de concurso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Pensé que era mas de horror que de terror, no era adecuado para presentarlo, pero tambien es verdad que la forma de marrsrlo sí wue podria encajar a pesar de que el elemento de la muerte roja esta un poco metido con calzador.
      Abrazoo, Pedro

      Eliminar
  17. Hola, Gabiliante. Un relato muy macabro y sobrecogedor. El ambiente y la atmósfera están muy logrados. El tono de la víctima poco a poco nos va transmitiendo su agonía, su muerte en vida. Buen relato de terror. Me ha gustado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El anbiente era lo que mss me interesaba conseguir, y la rendicion aceptacion del protagonista. Hay wuizas un exceso de informacion, que intente condensar en los dialogos, porwue sl final se acababa las 900 pslabras.
      Abrazoo, Carles

      Eliminar
  18. Qué pena que no haya ido a concurso, era seguro un supertintero. Excelente en todo sentido y el humor negro le da un toque más al terror. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno bueno, tampoco tanto, wue hay muy buenos. Los que teneis que votar teneis un buen marron para elegir.
      El humor se me escapa no lo puedo evitar
      Abrazo fuerte

      Eliminar
  19. Un relato realmente aterrador que destensa esa frase final. Gran historia, Gabiliante. Muy psicológica, al estilo de Poe y muy opresiva. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizas sí que es verdad que refleja el estilo, aunque no el escenario, ni refiere ninguna obra concreta. Intente darle esa carga sicologic extra, aunque sea a la victima u no al asesino.
      El humor salio al final. En realidad fue a partir del final que se armó el resto. Pero no me habia fijado el mal rollo wue dejaria en el cuerpo si no fuera por fl final
      Abrazo fuerte Marta

      Eliminar
  20. Hola Gabiliante, que terrorífico el relato uff , menos mal que al final nos brindas esa sonrisa
    Me gustó como desarrollaste toda la trama, con los órganos de aquí para allá ,que si los ojos, los riñones y demás
    Un abrazo
    Puri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jsja.. un poco de orden hacia falta aqui. Gracias por ña observacion del humor del final que en el anterior comentario y en este, me di cuenta de wue es el unico sitio donde cabia( aunque nunca se me ocurrio ponerlo en otro
      Abrazoo

      Eliminar
  21. Si lo que pretendías era darnos un baño de terror morboso y con un fino toque de humor negro, lo has conseguido, amigo. Qué historia más horrible (de horror, claro) la que nos has contado. Todavía tengo un rictus de asco al pensar en esos cuerpos parcialmente descuartizados a la espera de ser vendidos en partes. Yo creo que incluso en las peores situaciones, el ser humano acaba resignándose ante su mala suerte, de ahí que el pobre protagonista llegue a sentirse a gusto ante una peli que le agradó y ría la ocurrencia de uno de sus verdugos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ñs parte socologica es exactamente lo que expresas. Cuando se prolonga creo qu ni siquiera es extraña esa actitud. Creo que es inevitable. Parecido a es que dicen de la aceptacion del cancer.
      A todo se acostumbra uno.
      GrCias y abrazo fuerte josep maria

      Eliminar
  22. Ese supuesto Anónimo soy yo. No tenía el gmail abierto y, al parecer, el sistema no me ha reconocido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya. Yo, si no es mi ordenador o mi movil me sale todo asi. Y aun parece que ya no salen tantos comentarios a spam
      Abrazoo

      Eliminar
  23. Hola Gabiliante. Creo que tu relato hubiera tenido buena acogida en el concurso. Está impregnado de cierto surrealismo, pero consigues crear una atmósfera opresora y terrorífica en la que el miedo nos llega a través de la pantalla. Me ha gustado especialmente como el protagonista, aún estando mas muerto que vivo, reza para que no lo llamen a él pues mientras haya vida desea seguir aferrado a ella. También la crítica a la guerra y a la codicia que subyace en la trama. El final, con la víctima compartiendo ratos de ocio con sus captores, borda totalmente el surrealismo. Buen trabajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. No lo presente, por lo wue ya comente antes. Porque incluia el estilo pero no el escenario, que contribuye mucho a su estilo, ni referia ninguna obra concreta. El sirreealismo lo proporciona la propia situacion, no es merito mio. Lo unico que pretendi que fuera artificioso y antinatural, fue el personaje oloroso, del que tampoco se habla mucho. Aparece fugazmente y desaparece..
      Gracias Jorge. Avrazo fuerte

      Eliminar
  24. Hola, Gabiliante. Cuando David nos propuso un relato macabro tú te lo has tomado muy en serio, je, je, je. Un relato tremendo, sorprendente e intrigante, con un final abierto a infinitas posibilidades.
    Un buen trabajo. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, de macabrez no le falta. Lamentablemente las posibilidades del final, no las aprecia el protagonista que solo ve una. Creo que la proxim vez rezara para que ñe toque. Y ya se sabe que si reza, es apuesta segura, parece creer.
      Abrazo fuerte Bruno

      Eliminar
  25. Hola Gabiliante, no podía perderme este relato con este título, aunque después ha resultado más sorprendente; y fíjate, que según lo leía estaba viendo el paralelismo con la realidad de una guerra como es las que están activas en este mundo nuestro. Puede resultar macabro cuando tu percepción está a años luz de estos hechos, pero cuando estás más cerca, eres un activo más de una guerra, el rojo se hace telón de fondo, los cuerpos humanos son una alfombra y la mente se empodera hacia actos impensables. Gracias por el trabajo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia a ti. Por pasar y comentar. Al titulo le puse lo de siniestro y espiritu, para darle un poco de contexto. Tambien porque"aplicscion", no es solamente una aplicacion de movil, ni el objeto de un snuncio. El paralelismo se produjo tambien sl escribirlo. Cuando todo secescapa al control de la ley, el humano deshumaniza y entonces, cualqier cosa puede pasar.
      Abrazo fuerte Emerencia

      Eliminar
  26. ¡Qué buen relato! Muy bien ambientado, definitivamente nos haces estar ahí en la línea de ejecución para pasar después a esa especie de "limbo" donde esperan a ser destazados. Realmente terrorífico y ese toque final de humor, muy bueno. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho tu comentario en el sentido de que hizo sentirte en la situacion. El humor negro es comun que sparezca en estas situaciones (segun comentan, yo , afortunadsmente, no lo sé), para que resulte soportsble la vida. En ese sentido es el humor mas importante de todos.
      Besosss Ana

      Eliminar
  27. Muy buen relato. La Muerte Roja nada menos. Jack London la homenajeó en su relato La epidemia escarlata.
    Yo también enviaré un cuento a los del Tintero basado en El barril de amontillado"
    Saludos, Habilitante.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui la muerte roja esta personificada , no en una enfermedsd, pero sí en roja y sobre todo en muerte.
      Llegas tarde para lo de Poe, pero podrias apuntarte al proximo reto, que aun no se sabe cual es.
      Abrazo sagrerenc

      Eliminar
  28. Hola, Gabiliante.
    Cuando lees lo que sucede en la fila de la que forma parte el protagonista, donde van cayendo sus compañeros de infortunio, celebras que a él no le suceda lo mismo. Pero lo que le espera es mucho peor, estar muerto en vida. Y luego, su resignación última...
    Un relato macabro y desalentador, pero muy bueno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en estas circunstancias, lo que mas esperas es vivir un dia mas, pero lo contrario tampoco esta tan mal.
      Saludos y gracias por pasarte por aqui.
      Abrazoo

      Eliminar
  29. Hola, Gabiliante. Desde el escenario hasta el punto de vista ciega del protagonista es un relato para evitar cualquier empatía si no queremos morir entre pesadillas aterrorizados. Has encontrado una situación que pudiera ser real, como esa granja de órganos, y hacernos sentir como ganado de la misma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que tienes razón en que no es demasiado para empatizar, mas alla del toempo que le ocupe a uno leerlo. El terror posible siempre es mas posible, y por tanto mas terrot
      Saludoss

      Eliminar
  30. Gabiliante, este cuento es el que me ha parecido el más macabro de todos los que he leído. Es impresionante por lo bien descrito que está. La diferencia con un relato mal escrito es que el terror produce indiferencia o risa. De matrícula de honor, compañero. Te felicito de corazón (el que conservo dentro del cuerpo, por fortuna)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel. Tu comentario es tan generoso que puedes estar tranquila. En esta granja tu corazon no les serviria. Es demasiado grande.
      Abrazooo

      Eliminar
  31. Ufff... qué pasada! Pues yo sí lo veo de terror, de horror... Me parece que sí que cumple con todas las premisas y más.

    Me impresiona ése... que esto va de "quitar". De quitar y de acostumbrarte a aceptarlo como si fuera normal e inevitable.
    La muerte roja... con ese perfume que hipnotiza se va extendiendo y nos van troceando mientras aceptamos lo que hay.
    "Lo hecho, hecho está"... Tremendo. Un trasiego de órganos y de gente a la espera de nada que no sea otra cosa que sobrevivir.

    Si esto no es gore y verdadero terror. Se puede leer varias veces y siempre encuentras algo más... Eres un genio!

    ResponderEliminar
  32. Halaa... un comentari tan generoso....mychas gracias. Has captado y resaltado todos los elementos de la rendicion". Me satisface mucho que tras rellerlo sse capten mas cosas o detalles o guiños. Lo hecho, hecho esta", del anuncio es lo que dio pie a todo el texto
    Abrazo fuerte, Galilea

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares