Nuestro Regaloa de Neogeminis

miércoles, 7 de julio de 2021

EL CAZAPATOS 2

 

Esta semana, siguiendo el consejo de Demi, los deseos de Myriam, el anterior argumento

de Neogeminis,  y la convocatoria de nuestra nueva y flamante anfitriona CAMPIRELA, he decidido 

continuar la hstoria de la semana pasada, aunque se comprenden por separado. El tema que nos

proponees Sherlock Holmes y aledaños. Lo siento, he vuelto a pasarme de palabras. 

Es conveniente leer y comentar el resto de aportaciones que encontrareis AQUI


 

 

               Aquel día en la comisaria fue uno de los más curiosos de mi infancia, incluso de mi juventud diría yo. Cuando sea adulto ya lo repensaré. Me encontraba en los asientos de espera, que estaban en un rincón de toda la enorme sala. Acababan de meter a un borracho, que yo deseaba que ocupara el puesto, que dejaría libre mi padre; por aquello de la saturación, lo de “dejen salir antes de entrar”. Ya llevaba más de dos hora esperándole. Entonces entro un tipo con bigote y bombín, muy nervioso y apresurado.

          ―Agente Jameson, ¿puede avisar al inspector Lestrade? ―preguntó el bigotón.

          ―Inmediatamente, Dr. Watson. ¿Quiere que le diga algo? ―respondió el poli del mostrador

          ―No, solo que venga. ―Me lo quedé mirando unos segundos hasta que me decidí:

          ―Agente Jameson ―inquirí repitiendo la fórmula que con tanto éxito había utilizado el bigotón― ¿Pueden soltar ya a mi padre? Voy a llegar tarde a clase de música ―terminé bajando poco a poco el tono, mostrándole el violín en su funda, sabedor, por la mirada del agente Jameson, de que la fórmula del exceso de confianza, había tenido escaso éxito.

          Ni siquiera me contestó. Minutos después un agente entró con un perchero de pie, lo puso al lado del había junto al pasillo que conduce a los calabozos, y comenzó a cambiar los sombreros de uno a otro. Cuando hubo terminado uno cayó al suelo, sin que el agente se percatara de ello. De hecho, nadie en el mundo más que yo, se percató. Después de caer, a pesar de ser un sombrero cazapatos de forma caprichosa, comenzó a rodar hasta esconderse tras la pictocopiadora al óleo, que había en un rincón. Miré a mí alrededor y nadie me miraba. El bigotón se había dormido y el señor con sombrero de copa que había a mi otro lado, también. Me deslicé con la sinuosidad que me caracteriza, y me hice con él. Hacia juego con mi pantalón de paño verde, mi camisa blanca de clase de música, y mi chaleco verdeotoño. No soy muy de modas, ni de hacer juego, pero las oportunidades hay que aprovecharlas.

          ―¿Qué pasa Watson? ―entró gritando un señor, que por los aires que se daba, podía haber sido el mismísimo inspector en jefe de Scotland Yard.

          ―Sherlock… ―contestó señalando con la cabeza a los calabozos.

          «WALLA… Popular detective que nos han traído por aquí», pensé yo. Luego todas las piezas fueron encajando. El bigotón, el familiar gorro cazapatos, que entonces supe de qué me sonaba, el airesdegrandeza, la sumisión del agente Jámeson. Y yo con el gorro de Sherlock en la cabeza. Recé para que lo sacaran igual de desparramado que lo habían entrado. Pero no fue así. Salió como una furia, sujetado por Watson, con un gorro de presidiario. Suplique al cielo que no se diera cuenta y que nadie le dijera nada, pero el cielo no me atendió.

          ―¿Dónde demonios esta mi gorro?

          Comenzó a inspeccionar la estancia, al mismo tiempo que yo le cogía el sombrero de copa a mi vecino ―que seguía en los brazos de Morfeo―, y me lo calzaba encima del cazapatos.

          ―En el perchero.

          ―¿En cuál? ―El agente Jámeson se giró.

          ―Ahh… en el que están todos. El otro nos lo prestó el Agente MadHatter, mientras nos arreglaban la pata del nuestro.

          ―Elemental, querido Jameson, pero ahí… no está ―terminó gritando.

          Todos buscaron el cazapatos en el perchero y sus alrededores. Comencé a levantarme lentamente. Mi padre tendría que volver por sus medios por muy borracho que estuviera.

          ―¡Que nadie salga de la comisaria! ―gritó Sherlock, una octava por debajo de lo que hubiera sido necesario para despertar a mi vecino. Empezó a realizar unos movimientos que podían interpretarse como un cálculo de la trayectoria descrita por el sombrero caído. Era bueno, el cabrón. Fue derechito al pictocopiadora. Vi una gota de oleo rojo, en el suelo, un microsegundo antes de que él la viera. El manazas que había venido a recargar la máquina de pictocopiar, había dejado caer una gota… ¡Maldita sea! Sherlock sacó ―no sé de donde― su lupa, y apuntó a la gotita. Seguidamente se levantó y empezó a mover el cuello como una gallina que acaba de cazar un gusano. Escudriñó en silencio, el calzado de todos los de la sala, hasta que se detuvo en el mío. Sonrió y comenzó a dirigirse hacia donde yo estaba. Mis adorados zapatos marca “PATOS”, de los que tan orgulloso estaba, me habían delatado. Amplió el arco de su sonrisa, cuando miró mi tocado de copa, seguidamente a mi descubierto y dormido vecino vestido de frac, y finalmente otra vez a mí. Llevaba una versión cara de mi indumentaria, o yo una barata de la suya, pero prácticamente iguales. Luego miró mi violín. Luego se paró, miro al techo y dijo:

          ―Vámonos, Watson. Hay que pasar por la sombrerería.    

         

 

 

40 comentarios:

  1. Es que nunca me ha caído el dichoso 'Sherlock' me aburre mucho.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque es borde, egocéntrico, antipático, soberbio, creído y pagado de si mismo. Es lo que se lleva ahora. Es un adelantado a su tiempo. Por eso tampoco te gusta House.
      Saludoss

      Eliminar
  2. Parece que el famoso detective encontró a alguien afín, también conectado con el violín. Y le dejó el sombrero, luego de reclamarlo, porque pensó que le combinaría bien.
    Que bien contado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se te escapa una nunca. Pensé cuando lo releí que quizás quedaba un poco críptica la similitud.
      Seguí tu consejo de continuarlo, eh?
      Abrazooo Demi

      Eliminar
  3. Lo has hecho fenomenal has enlazado el anterior reto con este y ha salido pero que muy bien parado y ese humor que tienes que gusta mucho es tu seña de identidad poner humor donde otros no lo ven ...Gracias amigo Abrazos, te deseo una semana genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias , Campi. El humor, puede ser no un género si no también una forma de narrar.luego paso por tu página e iré comentando poco a poco. Espero que escriban muchos
      Bessssooosss, Campi

      Eliminar
  4. Bien enlazado con el anterior. Te ha quedado una historia genial con su toque de humor.
    Muchos aplausos 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Galilea.
      Mira coincidió el tema. Tenía quehacer para hoy otro relato, sobre un recuerdo de infancia, en primera persona, y hice un dos en uno.
      Besosss, Gali

      Eliminar
  5. Un delirante y divertido relato que veo directamente emparentado con el que oportunamente aportaste en mi convocatoria de los sombreros. Estupendos ambos! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mandé un mail, pidiéndote permiso para meterte a ti, referenciada en el texto como personaje ficticio, pero no lodebiste ver o tengo mal tu correo. Porque también continuaba tu tema junto con el de Campi. Pero bueno, alfinal cambie los nombres.. me alegro de que te hayan gustado
      Besosss, monica

      Eliminar
    2. Efectivamente recién vi tu mail! Mil disculpas! Lo importante es que te quedaron dos textos muy bien enlazados 😃. Otro abrazo

      Eliminar
  6. Pues pareciendo una continuación, es de una frescura y jocosidad excelentes. Por los sombreros, claro que sí.

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  7. Gracias. Sherlock creo que no hay que tomarselo muy en serio. Cuando se pone dramático o tétrico, pierde. Es más divertida su cotidianeidad.
    Besosss, amiga

    ResponderEliminar
  8. Con una buena dosis de genialidad has conseguido devolver a Sherlock su majestuosa distinción… (ja,ja) Parece que las dos partes de tu relato ahora son indivisibles.

    Ese toque final tiernoooo enamora.
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  9. Jajajajaja
    Si, si... Tienes razón. Jaja
    Ha sido sin querer. Jaja
    Besosss, Mayte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he reído un rato bueno. Muy aguda y fina comentadora

      Eliminar
  10. Buenísima la continuación, ¡Me alegro de que me hicieras caso y gracias por la mensión! No sólo has narrado el relato con humor, también con ternura.
    Jaja a ver si calzas estos personajes en un reto futuro ☺️. Puede que yo haga otro tanto con los míos, es que no quisiera desprenderme de ellos. Espero que te pase igual, porque yo, como lectora, me encariñé con los tuyos.
    Abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ver si encajan en yn reto futuro. loa tuyos son originales , pero los mios son presdtados, con un aire un poco distinto quizas, pero ya veremes. me alegro de que hayas disfrutado
      besosss Myr

      Eliminar
  11. Hola Gabilamte, un gran relato en clave de hunor nos viene de perlas a todos. A mi juicio, lo bordas. Un respirito con todo lo que nos está cayendo. Veo que Demi también tiene buenas cualidades detectivescas, aquí nos lo pasamos genial.

    Enhorabuena por el relato.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu , noes que te hayas lanzado de cabeza al drama, precisamente. tIENE RAZON. EL HUMOR, SEGUN YO CREO, NO ES UN GENERO SINO UNA FORMA DE NARAR, DE LA QU A VECES SLGUNO PRESCINDE POR TRATAR UN TEMa enjundioso, y paracer que se comete unA falta de resperto. no lo digo por nada concreto. em general
      bewsoss mcarmen

      Eliminar
  12. Imaginación no te falta y humor tampoco. He disfrutado.
    Un saludo de Buscador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues eso importa. disfrutar un ratito. es un relato de genero sin mas preteniones que dar un toque distinto a perrsonahwes ya comopcidos.
      saludosss

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. me alegro de qu ete haya gustado.
      besos Muchacontacones

      Eliminar
  14. Lo debe tomar como un regalo, mucho más elegante que un tricornio...
    Un placer leerte amigo
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja , me habria gustado ver al tricornio rodando.
      gracisa por pasatr
      abrazooo

      Eliminar
  15. Qué bien que has hecho una continuación de otro, y con toque de humor, desde luego tienes una gran imaginación.

    Besossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como si hay humor, no parece serio, no se le puede poner a todo, Un drama con humor, un asesino simpatico, son cosas que dejan un regusto extraño.
      besosss Marias

      Eliminar
  16. Me gusta y me divierte el relato.
    Es divertido y demuestra tu genialidad.
    Lo de la pictocopiadora es pura excelencia.
    Te felicito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. a veces , si estoy inspirado, salpico de cosas curiosas aisladas que no interfieren en el relato. La pictocopiadora (me recordo la propuesta de mag de steampunk) , la mencion camuflada del wallapop, el nombre del agente del perchero de sombreros, me divierrto yo aunque sean cosas que a veces no se ven.
    saludos toro

    ResponderEliminar
  18. Vaya quebradero de cabeza con el gorro de marras!
    Relato con tintes de humor y que añade un elemento, que cuando lo fabriquen, me avisas y compro uno, la pictocopiadora al óleo :)) Y elementos o complementos de vestir que van desarrollando esa trama, junto a sus personajes.
    Vamos, una comisaria-complementos. Toda una joya.
    Holmes simpre, con una mirada, acaba quedándose con la copla.
    La verdad, me ha gustado, hasta en la manera de hacer ameno a un sosón insportable como el detective de Doyle.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holmes es muy listo , un poco creído y antipático en la versión original, pero en esta...
      Gracias por pasarte y comentar
      Saludosss

      Eliminar
  19. Eres de la estirpe de Sherlock y Sir Arthur, Gabiliante. Siempre un pensante placer...

    Abrazo sin sombrero (ya de Sherlock, Holden Caulfield o cualquiera)

    ResponderEliminar
  20. Gracias Carlos. No sé si eran de la misma estirpe. Bueno, sí, padre e hijo.
    Felicidades si te gusta el fútbol.
    Ya supongo que habrás visto la serie británica de Sherlock de Cumberbatch...
    Abrazo...largolargo

    ResponderEliminar
  21. Dicen que las segundas partes como que no ... ¡mentira! embobada me he quedado con el violinista, y mira el Cherlock, parece que entiende de música ... Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  22. Me gusta como escribes Me duele la cabeza de pensar que si yo tuviera que hacer esto me moriría de dolor porque no sabria por donde empezar
    Un aplauso para tí

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares