jueves, 19 de mayo de 2022

GASTROMÁN

Este jueves nos convoca DEMIURGO con una propuesta multitemática. Hay que elegir entre varias frases para construir un relato a su alrededor. Yo he elegido esta:

4)  Un mutante con habilidades sobrehumanas construye a una bella androide, quien se convierte en su secretaria, enfermera y amante.

He intentado entrar en los parametros de límite de palabras. pero se me hecho imposible, aún acabando de forma un poco tajante.

Podéis ver el resto de aportes AQUI

 

 

          Gastromán era su nombre de guerra; no quería que se conociera el verdadero, por eso en su juventud, cuando formó parte de un grupo de mutantes de lucha contra el crimen, llevaba máscara. Su poder, para formar parte de este grupo era “arrojar”; no devolver ni vomitar. “Arrojar” es un verbo que alcanzaba su máximo esplendor cuando él lo practicaba.

          Había sido dotado de una acidez estomacal casi tan inmensa como su inteligencia tecnológica. Reducía a sus enemigos a un amasijo de carne informe cuando eran alcanzados por sus arrojamientos. Sabedor de la voracidad de sus ácidos, solía lanzar un poco desviado, para no causar daños irreparables a sus enemigos. Su inteligencia tecnológica, como su verdadero nombre, también era un secreto; no es este un poder tan magnifico como pudiera suponerse. En el colegio no le había ido demasiado bien haciendo uso de él, así que a partir de la adolescencia decidió ocultarlo.

          Enseguida se cansó de luchar contra el crimen; solo estuvo en activo entre los diecinueve y los veinticinco. El tiempo de hacer algo por los demás en agradecimiento por los dones concedidos. Su retirada se precipitó precisamente cuando se dio cuenta de que sus dones, en realidad no eran tales. Su desmedida acidez estomacal iba acompañada de una halitosis del mismo tamaño. Una halitosis de dos metros de distancia de seguridad. La pandemia lo cogió ya entrenado. Las chicas, aunque era bien parecido, ni se le acercaban. Tuvo relaciones con dos que habían padecido el covid, pero finalmente recuperaban el olfato.

          Empezó a trabajar en un empresa de diseño biomecánico. En realidad pretendía ser una fábrica de clones, pero ese nombre era políticamente incorrecto, y la tecnología punta del momento, tampoco alcanzaba a que eso fuera algo más que una pretensión. Aquí, por fin pudo hacer uso de su inteligencia tecnológica, pero no para beneficio de la empresa, si no para el propio. Se fabricó un clon. No era exactamente un clon, porque no era igual que nadie, aunque se parecía bastante a Marilyn. «Ya puestos…», pensó.

          Aunque no tenía olfato, sí tenía capacidad de procrear. No era un ser enteramente biológico; tenia partes mecánicas. Esto fue fatal para su hijo, que las heredo de su madre, junto con la acidez de su padre. Todo ello le produjo una enfermedad degenerativa de los huesos que lo llevó a la parálisis.

          Después de la jubilación, el deterioro del que una vez fue Gastromán, se aceleró sin motivo justificado. Pensó que posiblemente era otro de sus dones.  

          Los últimos años de su vida los dedicó a transformar a Marilyn en un ser exactamente ―esta vez sí― igual a él. Un tránsito de género nunca visto a tan avanzada edad. Era la única forma de que, tras ocultar su propia muerte, Marilyn siguiera cobrando su pensión para poder atender al hijo de ambos hasta que muriera. Luego Ella-El volaría libre, hasta que Dios quiera.

 


miércoles, 11 de mayo de 2022

¡HAN SIDO LOS OKUPAS!

 Este jueves nos convoca Myriam desde su blog DE AMORES Y RELACIONES con un tema que da para mucho; mucho mas de lo que podamos contar aqui, pero así y todo intentareos poner algo original.

Podéis ver el resto de aportes AQUI





―¿Qué ha pasado? ―preguntó Julián al llegar al tumulto de gente que se agolpaba en el portal, del que aun salía humo.

―¡¡Han sido los okupas, que tienen la luz pinchada!!. Tú que eres presidente: ¡Convoca una reunión! ¡Pero Urgentísimamente!

―Pero ¿qué es lo que ha pasado? ¿Un cortocircuito? ―inquirió.

―No se sabe aún ―contestó el más enterao.

―Pues mira, si se ha quemado su piso, no tendrán mas remedio… ―intentaba argumentar cabalmente el presidente.

―No, ha sido el piso de la colombiana; la de los tacones; la que vive encima de ti; pero seguro que han sido ellos manipulando lo que no deben tocar.

―Pero si están tres pisos más abajo.

―Da igual. Todo se comunica.

La llama prendió y todo el montón de gente que se había reunido empezó a cantar en plan mani antifascista:

―¡¡¡Okupas fuera, Okupas fuera!!!

―Mira, su propia medicina… ―observó el presidente― ¿Y ella está bien?

―No. Está muerta ―comentó el enterao―. Se la acababa de llevar la policía, justo antes de que llegaras.

―¿Qué está muerta? ¿Cómo que está muerta? No jodas… ¡Que marrón se nos viene encima ahora! ¿Quién es vicepresidente? ¿El gestor lo sabe?

―El marrón para los okupas. La poli se ha llevado dos de ellos. Aunque vivos… ―informó el enterao.

― Y ahora, ¿qué hacemos?

―Pos eso. Tú convoca una reunión que tenemos que ver algún modo de hacer presión para que se lleven de aquí a los que quedan.

          El grupo se dispersó en cuanto los bomberos dejaron volver a los vecinos a sus casas. El incendio no había sido muy grave.

          Al llegar Julián a su piso, lo primero que hizo fue levantar la tapa del váter y meter la nariz. Aun olía a cloroformo, aunque mucho menos. Tiró un par de veces mas de la cadena y echó más ambientador. Por fin consiguió su sueño de librarse de las fiestas nocturnas de viernes, sábado y domingo en el piso de arriba. Lo que mas le costó fue conseguir el cloroformo. Pero luego la idea de pegarle fuego al piso, para que se asfixiara la colombiana, sabiendo que todo lo que fueran incendios se lo cargarían a los okupas, fue un puntazo. A los sueños, casi siempre, hay que ayudarlos un poco.

 


sábado, 7 de mayo de 2022

VEINTE TREINTAIDÓS O UN POCO ANTES, CASI YA

 Este mes nos convoca David Rubio en su blog EL TINTERO DE ORO, para escribir un micro, sobre una noticia que aparecera en el periódico en el año 2032. Sutilmente nos ha sugerido que no cayeramos en la distopía, o eso he entendido yo. Lo he intentado y casi lo he conseguido, pero la tendencia es la tendencia. He inventado lo que viene mas abajo, y cuando he buscado una imagen para ilustrarlo, resulta que ya estaba inventado; asi que lo único que aporto nuevo es el entorno (que tampoco es tan nuevo). Todo ello me hace pensar que la distopia es ya.

Podéis encontrar el resto de micros AQUI

 

 

 

SABADO, 1 DE MAYO DE 2032

 

  

            Ayer, 30 de abril, fue revocada la licencia de emisiones por radiofrecuencia de la cadena, una vez hermana, Radio Natural. Finalmente, la osadía de dar voz a un grupo de seudocientíficos, que proclamaban la inutilidad de la próxima puesta en servicio de la unidad de abejas mecánicas, ha tenido su justa sanción.

               Las ridículas aseveraciones de que la referida unidad no será capaz de repoblar la vegetación en nuestro planeta han sido rebatidas por un comité especial de expertos, designado a tal efecto por el ministerio de la posverdad.

               Recordemos que la vegetación natural hace ya dos años que desapareció del planeta precisamente por la extinción de las abejas naturales. Desde entonces las plantaciones hidropónicas son las que nos suministran los vegetales necesarios para cumplimentar la medicación alimenticia. Pero con la ayuda de las nuevas abejas mecánicas, pronto nuestro planeta dejará atrás el amarillo, y volverá al verde.

               Asimismo, los referidos seudocientíficos han sido desprovistos de sus licencias para tener o usar cualquier elemento de comunicación digital.

               Las empresas que se anunciaban por radio natural han sido reasignadas a el resto de cadenas que siguen cumpliendo con sus obligaciones.

               Ponga su huella digital en el espacio para poder ver la publicidad y seguidamente pasar la página.




  Huella digital huella digital cerradura plantilla de icono de logotipo de  seguridad segura | Vector Premium

Entradas populares