Navidad 23 por Neogeminis

Navidad 23 por Neogeminis
Navidad 2023 por Neogeminis

viernes, 26 de agosto de 2022

LOS PRINCIPIOS DEL AHORA INEVITABLE CAMBIO CLIMATICO

Hola , mando otro para el reto de esta semanade NEOGEMINIS. Se trata de hacer un texto con principio sugerido. Yo he elegido el mismo, el del tren.Esta historia la escribí en 1978, de ahi la mentalidad del narrador, y la morfologia del tren  aunque ya sabía de cambio climatico. Sorprendentemente, el inicio coincide exactamente, letra por letra, con el propuesto por la Convocante.

Podéis ver el resto de entradas AQU


 

        "La vieja estación se alzaba en medio de la llanura. Las vías paralelas señalaban un preciso punto de referencia más allá del ocre de las espigas." Un ocre mismamente igual que el de la boquilla del cigarro que se estaba fumando aquel señor. Había salido del departamento,  porque un “pesao” de los siete que viajaban con él, decía que “le molestaba el humo”. «¡Gilipollas!», pensó. Pero no lo dijo, Aún quedaban muchas horas de tren hasta Sevilla, y no era cuestión de ir todo el viaje de mal rollo. Así que salió al pasillo y cerró la puerta corredera del departamento, “no fuera cosa que cambiara el viento y entrara un poco de humo”.

            Sacó el codo de la mano de fumar por la ventanilla, y de este modo su extremidad entró en un horno más caluroso aún, que el del interior del tren. En el lado del pasillo daba el sol, así que aquel cigarrillo iba a ser un “quicky. Miró el paisaje: «Este trigo está más tostao que seco. Como no lo cosechen pronto…», pensó. El fumador era un urbanita recalcitrante, sin la menor idea de las tareas agrícolas.

            ―Ah ―exclamó sin demasiada convicción, al notar que alguien había tropezado con él. Se giró y había un niño llorando en el suelo, aunque no hizo amago de ayudarlo a levantarse. Estaba mal de las lumbares―. ¿Qué te pasa, renacuajo? ¿Estás bien? ―Afortunadamente el niño se levantó como un resorte.

            ―Aúpame para mirar por la ventana ―exclamó desde detrás de sus gafas redonditas de empollón.

            Finalmente el fumador tuvo que agacharse, aunque con el niño de pie, el esfuerzo ya no era el mismo. Dejó el cigarro en el borde de la ventana y aupó al niño:

            ―Todo eso que se ve es trigo. Eso se muele y se hace pan ―explicó haciendo un alarde de cultura, pero el chaval se limitó a sacudir repetidamente un palito de madera que llevaba, conjurando cosas en una lengua muerta. «Debe de ser extranjero», pensó―. ¡Hala, venga!  A correr por ahí. ―Lo dejó en el suelo y sorprendentemente el niño obedeció, aunque por iniciativa propia.

Luego se incorporó y el cigarro no estaba. Se asomó, miró hacia atrás y ya se había formado un pequeño fuego en el trigo. Se alarmó. Miró a un lado y otro del pasillo. Nadie miraba. En un momento de lucidez, tiró de la maneta del freno de emergencia, que estaba adornado con un SOS gigante y una parrafada en la que destacaban “peligro” y “multa”. El tren pasó en un breve espacio de tiempo de los 40 km/h que solía viajar, a cero. Todo el mundo empezó a gritar y a salir al pasillo. El fumador se asomó a la ventanilla pero ya no se veía ningún fuego. El tren estaba trazando una curva hacia el exterior cuando se accionó el freno, de modo que desde la ventanilla ya no se veía el pequeño ―de momento― fuego.

―¿Qué ha pasado? ―preguntó el revisor. Todos miraban al fumador, pero únicamente porque era el que más cerca estaba del freno de emergencia. No había tenido la precaución de alejarse de allí. No obstante haciendo alarde de unos sorprendentes reflejos contestó:

―Nada… Un niño con gafas y un palito, que me ha dicho que lo aupara para mirar por la ventanilla, y se ha colgado de la anilla. ―Hubo un clamor de decepción entre el público, por lo poco emocionante de la anécdota―. Tenía una cicatriz muy fea en la frente ―especificó, pero la descripción cayó en saco roto y el viaje se reanudó. Nadie iba a buscar al niño. Total, era un niño.

Días después en la televisión dijeron que el incendió, que había quemado cien hectáreas, se había originado por la rotura de una botella lanzada desde un tren, sobre cuyos trozos el sol incidía de tal manera que…bla…bla…bla.


24 comentarios:

  1. Buenos días, Gabiliante no hay nada mejor que de buena mañana o mejor dicho de noche o de madrugada te tiente el diablo (en este caso una servidora que soy yo) para hacer un 2 relato esto se pone muy interesante, ya que me encantan tus relatos y más este que veo que lo escribiste en el 78, yo tenía 3 años.
    Fuera de coña, me hace gracia las expresiones a la hora de hablar los personajes, son como si fueran personas reales, con tu permiso voy a releer los dos relato, ya que tengo la memoria como los peces, besos de flor.
    Te deseo un feliz fin de semana, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, veo que este es diente al otro, es muy divertido pero veo que está vez el fumador tubo suerte, ya que el no propagó el fuego.
      Te puedo hacer una pregunta ¿este signo se como se pone,›› pero no se como se cierra en el ordenador, ya que en la tablet es diferente? Tú me puedes decir como lo haces, a la hora de escribir un relato, gracias por todo amigo, besos de flor.

      Eliminar
  2. Los dislogos, si no parecen reales, parecen postizos e incluso si son muy postizos , ridiculos. Me alegro mucho de wue disfrutes de mis cuentitos. El fumador sí que prende fuego pero no se da cuenta, piensa wue se ha spagado solo. La noticia del final rs inventada como hacen cuando no saben la causa real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ñlaman comillas latinas y sirven para expresar lo que piensa literalmente un personaje.
      Para ponerlas , lo mas facil , si escribes con word" es ir a la barra de arriba donde pone:archivo, inicio, insertar... dale a insertar... luego a la derecha del todo.... dale a "simbolo",luego en fuente (texto normal), y en subcojunto "puntuacion general"
      Ahi sale una tabla con todas las puntuacionrs y tiene que buscarla y seleccionarla. La proxima vez que abras simbolos ya te saldra la primera. Inserar, simbolo y ya te sale.
      Otro modo es tecla alt y sin soltarla 175, pero eso solo va con teclado numerico separado (a ña derecha), con los numeros de la primera fila de arriba no sale.
      Es un poco lioso, no sé si te servira
      Besosss Flor

      Eliminar
  3. Otro perfecto enlace para este texto rescatado de tus cuadernos. Irónico y premonitorio de una naturaleza que clama por ser escuchada. Un abrazo y nuevamente, gracias por tu entusiasmo participativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. No es rescatado del 78. Yo solo hace 5 o 6 años que escribo. Era para introducir la mentalidad del narrador, pero aunque este fuera del texto, tambien es ficcion, como cuando ponen ":basado en hechos reales",aunque en alguna ocasion sí lo sea.
      Un placer participsr siempre wue puedo.
      Besosss Monica

      Eliminar
  4. Pues que alivio mas sospechoso...

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un slivio claramente falso. En aquella epoca las mentiras en la tele rambien existian, quizas mas gordas pero no tan generalizadas. Ahora la noticia huboera concluido " el segundo incendio mas devastador en los ultimos 2 años , 9 medes y 14 dias..
      Salud Erik

      Eliminar
  5. Es que estos niños que andan sueltos....

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Especialmemte los niños con gafas redondas y una cicatriz en la frente que andan por ahi con un palito lanzando conjuros, son especialmente problematicos. Los problemas le acompañan.
      Sbrazo alfred

      Eliminar
  6. Guau! ¿En serio,1978? Que escritor más precoz! Impresionante que aun conserves el relato... o nos estás liando, Gabiliante? En cualquier caso, que casualidad lo de la primera frase que coincida! Los pirómanos (accidentales o profesionales) son un clásico estival, parece ser que ahora y hace 4 décadas. Tus diálogos como siempre son geniales, por lo naturales que son! Besos!

    ResponderEliminar
  7. Me has descubierto. ¿Sabes si los que tienen escritos antiguos , los digitalizan? Este aunque ahora seria un negacionista, perdio de vosta el fuecgo y se asustó con la multa, pero tuvo un momento de duda.
    Besosss Marifelitadescubridora

    ResponderEliminar
  8. Las mentiras han existido siempre. No sé si como parte de la verdad o no, lo que sí sé es que ahora tienen las patitas muy largas y con espinas, como las de las mantis, tanto que acaban matando a la verdad.
    Empezamos muy pronto a escribir. Yo ya no me acuerdo pero veo que tú hasta conservas como si fuera en formol.
    Te felicito.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajja. Eso de 1978 era coña. Parte de la ficcion para justificar la mentalidad del narrador. Solo hace 5 o 6 años que escribo.
      A veces ni siquiera son mentiras, yo creo que cusndo no tienen causa o culpable, se lo inventan. Esto de la botella es muy recurrente. No tengo informacion cientifica, pero he itentado prender un papel fino, con una lupa, poniendola a la distancia justa y es super dificil. Pero bueno..., aqui fue una colilla wue no encontraron.
      Besazo Mag

      Eliminar
  9. Por aquí se dice que es bueno siempre tener un niño a mano para echarle la culpa de lo que pueda suceder jajajajaja
    Tanto buscar culpable y mira tu. Bueno también fue culpable el que tiró la botella, todos menos quien se creía que lo había sido.

    ResponderEliminar
  10. Jaaajja . Yo sabia que es conveniente, pero no que hubiera un "dicho" ya instaurado...
    Aqui el culpable fue el fumador, aunque cuando volvio a mirar no vio el fuego por miedo a la multa no dijo nada. Un escaqueao, vaya.
    Lo de ña botella se lo inventaron los medios porque no encontraron ña colilla. En el 78 , aun no eras culpable por fumar (uno que no ha fumado nunca)
    Besoss Tracy

    ResponderEliminar
  11. No me digas que la botella la tiró el niño; mira que son...

    ResponderEliminar
  12. España arde y en el fondo a nadie parece importarle... Ni tan siquiera al que ha prendido el fuego....no sé si era una metáfora, pero así es como me lo he tomado. Si te hubiese leído en 1978... no sé, no recuerdo quién era entonces.

    ResponderEliminar
  13. Otro relato, otro tren, otro niño con una cicatriz en la frente... ¡Vaya convocatoria te has marcado, Gabi! Como dicen más arriba, me ha recordado desgraciadamente a la cantidad de incendios que han quemado España este verano. Una penita...
    Un besazo juevero por duplicado

    ResponderEliminar
  14. Todo puede suceder de forma azarosa, por que no. Buen relato, saludos!

    ResponderEliminar
  15. Las explicaciones científicas siempre resultan aburridas y bla, bla, bla.
    Le quitan la magia a todo, incluso a la muerte.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  16. Travesuras, que no sé si son inocentes ¿eh?

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  17. A ver si la causa no fue ni el cigarro ni la botella... 🤔 A ver si fue el niño Harry que viajó en el tiempo hasta el 78 y con sus conjuros y su varita hizo el resto ¿eh? Jeje

    Me ha encantado 👏🏼

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares