miércoles, 14 de octubre de 2020

EL PALANGANA

Texto para la convocatoria juevera de Roxana, en su blog
SOÑANDO UNO DE TUS SUEÑOS, donde podreis disfrutar de todos 
los relatos del resto de compañeros
 
Imagen de la red

            Hace muchos años, Zeus tuvo muchos hijos. Uno de ellos, el menos dotado de poderes de todos ellos, fue Hermes. Era eternamente adolescente, jovial, vivaracho y dicharachero. Todos le reían las gracias aunque alguno se las tragara porque era hijo de Zeus; era bromista, a veces en exceso. Un vivalavirgen. Un palangana.

Como era básicamente cobarde, su padre le concedió el poder de la velocidad en carrera. Pero también le limitó que pudiera volar. Para ello lo dotó de una peculiar vestimenta, consistente en unas sandalias con alerones, y una palangana,  a modo de casco, también con alerones. Aunque no lo premió con el carnet de patinete electrico, tuvo la precaución, adelantándose a su tiempo, de obligarle a llevar casco. La gente pensaba que lo que adornaba la palangana eran alas, pero no; eran alerones, como los de Fórmula 1, para que no despegara. El empeño en que no volara, provenía de una discusión que tuvo años antes de que Hermas naciera, con su hermano Poseidón, en la que Zeus defendía que correr es de cobardes. Años después, en una reunión Navideña en que concurrió toda la familia, Zeus forzó de nuevo la discusión con Poseidón, y cuando las posiciones se enconaron, el padre de Hermes lo señaló, mostrandolo a modo de ejemplo, sin que este lo percibiera. Poseidón se calló, falto de argumentos, y perdió la discusión para toda la eternidad. Y esa fue la razón de ser de Hermes.

Se hizo muy amigo de su hermanastro  Heracles, que lo defendía cuando alguna víctima de sus bromas, se olvidaba de quien era su padre, y no tenía vía de escape. Aprovechando que el héroe era acreedor de algunos favores, obligó a Hermes a que lo acompañara en su viaje con Jason y los argonautas. Salieron nueve naves, pero tras el diluvio universal, una se perdió. La novena. La que gobernaba Hermes. Heracles, que sabía hasta latín, decidió volver a buscar a la “BARCA NONA”. La halló encallada en una montaña que sobresalía por encima del nivel de las aguas, que se llama Montjuic; al lugar lo bautizó ­además de saber latín, era cristiano como Barcelona.

Años después, cuando se inventó internet, a Hermes no le interesó demasiado porque se accedía con un ordenador fijo. Le empezó a interesar más cuando aparecieron los portátiles, aunque tampoco eran de su naturaleza. Pero cuando aparecieron los móviles… aquello era otra cosa. La movilidad sí que coincidía con su naturaleza. Lo primero que miró en su primer móvil fue su propia historia. Apenas recordaba el episodio de la “barca nona”, así que indagó más sobre aquella cuidad, y descubrió que era la capital mundial del patinete eléctrico. Inmediatamente se encapricho de aquel artilugio y se presentó allí. Como además era un vago, decidió dejar de… ser un cobarde.

Así que si veis por ahí un joven, con unas bambas y gorra, aladas, gritadle: “¡Palangana!”, y veréis como se gira.  

43 comentarios:

  1. Maravillosamente ingenioso y divertido. Eso de las sandalias con alerones, y la palangana como casco, me ha llevado (no me preguntes por qué), al humor y películas de Los Monty Python 😅

    Muy bueno, Gabi. Lo he disfrutado mucho.

    Abrazo grande, y muy feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ginebra.
      Contento de que te haya gustado. No he puesto lo de "basado en hechos reales" porque se hacía muy largo
      Besosss

      Eliminar
  2. Jaaaam Gaby eres un crack, vamos que me he reido no sabes cuánto. Genial el relato y tus ocurrencias. De ahora en adelante ya estaré al loro y cuando vea un tipo de esas guisas le gritaré ." Palangana " y si contesta que era un dios me destornillo ajjaja . Un abrazo amigo felices sueños!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lleva una palangana en la cabeza, igual se ríe aunque no sea un dios.
      Graciasss y besosss, Campi

      Eliminar
  3. ¡Qué maravilla! Que me voy con ganas de gritar "Palangana" y esperar que se gire a ver XD
    ¡Gracias por sumarte!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por convocar un reto tan chulo.
      Un gusto que te haya gustado.
      Besosss. Roxanna

      Eliminar
  4. Jajajajajajaja... Que risa, ahora no volveré a ver se igual modo a la gente en patinete eléctrico que lo sepas!
    Hemos coincidido en el Dios y es que Hermes tiene algo que llama!
    Me ha encantado! Y me sacaste la sonrisa antes de irme a currar...
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los miraras mejor o peor cuando te pasen rozando a 30 por hora?
      Me alegro de haberte suavizado el dia

      Eliminar
  5. Que divertido tu relato lo que me has hecho reír jajaja es bueno Comenzar con humor él día.

    Un placer leerte.

    Besos enormes.


    ResponderEliminar
  6. jaja, muy bueno, una alucinada mitológica y vanguardista, una brillante puesta en escena.

    Un gustazo leerte. Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es alucinada. Es todo verdad (lo de Barcelona), se ve que hay por ahí montón de estatuas de Hermes
      Besosss amiga

      Eliminar
  7. Vale, con la suerte perra que tengo, seguro que me encuentro al decadente de la palangana con alerones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual no lleva palangana, pero patineros seguro que te encuentras a montón.
      Saludosss Erik

      Eliminar
  8. Ja ja ja ja!!! Muy bueno! Y es que Hermes da mucho de sí, pobrecillo.

    No voy mucho por Barcelona, pero si le veo no dudaré en gritarle por su mote.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí alguno verás, que al menos se parezca.
      Me alegro de haberte divertido.
      Besossss

      Eliminar
  9. Vaya lio entre Mitos griegos, siempre con esas decisiones tan duras.
    No sabría distinguirlo con patinete y palangana de los demás. Hay mucho friki jeje.
    Un placer leerte
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. La palangana no tardara en ponerse de moda. En cuanto aparezca uno, se reproducirá la moda como un v... Uy, casi se me escapa.
    Abrazosss

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. jajajajajajajaja Buenísimo. Además me sorprendiste,
    pensé que saldrías con algo truculento jajajajjaja.
    Te prometo que la próxima vez que me apersone en Barcelona,
    trataré de encontrarme con él.

    Un abrazo y petons, Gabriel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igual soy un poco lento, pero ¿trucu?
      si yo siempre soy la mar de suave.
      si va disfrazado, no s´, pero si vas murando a tosdos los patineteros, te vas a marear
      besosss y petonsss, Myriam

      Eliminar
  13. No conocía esta historia sobre el origen de Barcelona, es muy curiosa, sería digno de ver a Hermes al estilo clásico, con su casco y sandalias, surfeando la ciudad, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo vivo aqui y tampoco la conocia. tambien era dios del comercio y poe eso supongo que lo adoptaron. se ve que hay muchas estatuas de hermes por barcelona. yo creo que he visto alguna pero no lo habia relacionado hasta ahora
      besosss ANA

      Eliminar
  14. Fijo que sí.
    Por aquí anda.
    Ciego de birras y canutos... a mil por hora.
    Muy bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una propuesta para incluirlo como dios del botellon (con permiso de baco y solo en barcelona)
      a mil por hora y rozando a los transeuntes
      aludos toro

      Eliminar
  15. Jaja super divertido tu relato, un divague bien apropiado para está sarta de dioses que mucho tenían de humanos ya que cenaban, amaban se cazaban, castigaba y demás actividades tan prosaicas como las que este Dios cobarde ejerce. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran como para vernos reflejados cada uno en alguno de ellos, aunque fuera por la actividad que reprrsentaban.
      Besosss, Mónica

      Eliminar
  16. Insisto en tu creatividad! Muy buen relato! Creo que voy a salir por el barrio a gritar" Palangana" , pero se darán la vuelta mas de uno!!! un abrazo grande y gracias por la risa... hace falta en estos tiempos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De creatividad, saliendo de autobiográfico, siempre hay, unas veces más lúcida y otras menos.
      Gracias y besosss Eli

      Eliminar
  17. Un derroche de creatividad! Pobre Hermes, el olimpo ya no es lo que era... jajajja
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que nunca fue lo que creíamos que era.
      Saludosss, oso (que tus abrazos tienen que ser peligrosos)

      Eliminar
  18. jajajja
    Pues que el vago anda por Barcelona.
    Aquí, si le gritas palangana a alguien, pues no te aseguro que termine bien.
    Así que mejor se quede por allí.

    Muy divertido, sobre todo imaginar una fiesta navideña con esos dos gigantes discutiendo.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por que? Como se interpreta "palangana" por ahí? Por aquí yo creo que esta en su salsa, aunque camuflado.
      Y afemas porque en los tiempos de estos dioses aún no habían inventado la navidad
      Besosss Cecy

      Eliminar
  19. Gabi Gabilante
    me gustas en este escrito complejo mayor autentico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchaaa, ya te estaba echando de menos.
      Siempre es un placer que te gusten mis escritos, y sobre todo que los disfrutes y que estés bien
      Bessosss

      Eliminar
  20. Esa mezcla de fábula y realidad hace que te creas desde la primera a la última línea, la naturalidad de una discusión en la comidas navideñas, el origen del nombre de Barcelona, el que se convierta en un personaje de esos de las ciudades que a veces nos llaman la atención, por algún barrio...muy bueno. Gracias

    Un abrazo
    pd. Y nada que ver con otro Hermes que hay por ahí. Como de una misma raíz surgen diferentes ramas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero ir pasando sutilmente de la realidad a la irrealidad o como se quera llamar, pero aquí no se podía, partiendo de dioses. Me alegro que te haya gustado.
      Las encarnaciones son más débiles y más voluble, que las estatuas que son más firmes y de Convicciones más pétrea.
      Saludosss

      Eliminar
  21. Me he inflado a reír, le contaré la historia a mis nietos por si lo ven por Las Ramblas conozcan su historia, jajajajaj

    ResponderEliminar
  22. Me alegro de haberte sacado la sonrisa. El único problema de la risa es que no es seria.
    Besosss

    ResponderEliminar
  23. Cómo cambian los tiempos, de lo bello y lo clásico, pasamos a los palanganas.
    Saludos te dejo.

    ResponderEliminar
  24. Es interesante, como para cuando vaya a barcelona comprobarlo.

    Me ha gustado tu blog, te seguiré.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Qué buena historia... Me ha sacado una sonrisa... De un tema bien difícil has inventado un relato muy simpático; he visto al joven con su patín y su palangana en la cabeza, ja, ja... Lo de "Barca nona" huele a leyenda verdadera sobre Barcelona. Voy a buscarlo...
    ¡Siempre sorprendes!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares