domingo, 15 de noviembre de 2020

DOBLE ENCUENTRO

 

 Esta es mi aportacion al reto de noviembre de Lídia Castro Navas, que nos convoca en su blog

Escribir jugando a participar creando un microrelato con los siguientes condicionantes:

 

Crear un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándo en la carta.

En él debe aparecer el objeto del dado: Caronte (el barquero del inframundo).

Reto Opcional:

Que aparezca en la historia algo relacionado con la creación del Ford T (el coche, el creador o el año):

 
Podeis encontrar los anlaces del resto de participantes AQUI

 

            Foxy ya estaba alcanzando a Pérez, cuando este llegó al rio. Caronte, que andaba por allí pescando, le ofreció  su pica. Pérez corrió por ella hasta la barca, donde creyó, inocentemente, estar a salvo.

            Foxy lo persiguió por el camino paralelo al rio. Su última visión fue el escudo del coche que lo atropelló. “Ford” y una estrella que se iluminó, y se coló por un túnel, que Foxy siguió hasta la Gran Luz.  Allí, cayó al vacío, hasta chocar con el suelo de la barca, que llegó por otro camino. Pérez fue cazado, pero ya no importaba.

 

98 palabras



21 comentarios:

  1. Pues no sé qué decirte, enrevesado sí que es.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igual sí que hay mucha accion que condensar para tan poco espacio
      abrazosss Alfred

      Eliminar
  2. Quizás ninguno reparo en el cartel que indicaba el nombre de la laguna.

    ResponderEliminar
  3. el reton acorraloado no debia estar mucho para leer carteles
    Abrazosss Erik

    ResponderEliminar
  4. La acción está hecha y en pocas palabras es difícil y tú le has dado esa emoción. Suerte y besote para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no había espacio para mucha emoción, pero esta bien. no es muy lucido, pero estoy contento
      muchos besazosss Campi

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. No sé si acabé de entenderlo. Un abrazo grande, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esta un poco demasiado.
      condensado. el ratón va al reino de los muertos en la barca de Caronte. y al zorro lo atrpela un Ford y lo último que ve, es la estrella que luce Ford en su escudo. la estrella para el zorro se convierte en la luz que se ve al final del túnel cundo mueres, avanza por el hasta la gran luz, que es el cielo, en este caso de los zorros, que no carece de gravedad. Al llegar cae, cuando pasaba Caronte (el cielo es el mismo para todos) y va a dar justo en la barca, el zorro se va a comer al ratón, pero ya da igual porque ya están los dos muertos
      Besosss amiga

      Eliminar
  7. Es una buena historia, y tiene mucho mérito usar tan pocas palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. gracias Ana.
    aquí el problema era introducir a Caronte, y armar algo que tuviera un mínimo sentido
    besosss

    ResponderEliminar
  9. No es fácil y lo has conseguido.
    He leído tu explicación y gran parte ya la había entendido.
    Muy bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el viaje del zorro es una mica precipitado. pero es que no cabian mas palabras. son demasiadas acciones
      saludosss Thoro
      perdon, que no me acordaba de tu nueva descubierta nacionalidad...
      Jubellll, Thoro

      Eliminar
  10. Por lo visto no hacía falta correr tanto. El destino tiene las manos muy grandes y nos atrapa elijamos el camino que elijamos.
    Un beso, Gabi.
    Ya voy llegando... poquito a poco :-)

    ResponderEliminar
  11. jaja...
    bien, bien. El destino en forma de pajarito me ha susurrando al oído que pronto estarás de vuelta y en forma
    Besosss Mag

    ResponderEliminar
  12. Hola, Gabi. Pues, vaya, así como quien no quiere la cosa, te has cargado a dos de los tres personajes jajaja Buena carrera la que te has montado entre Foxy y Pérez, mientras Caronte solo le hacía falta sacar las palomitas.
    Muchas gracias por participar en el reto.
    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  13. "Pérez fue cazado, pero ya no importaba". Porque el microrrelato no trata de eso... Me parece genial cómo termina el texto y nos hace ver, elegantemente, qué era lo central.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar

Aunque lo parezca, no todo es tan negro.

Entradas populares